Los castellanos y leoneses le ponen una nota "elevada" al sistema sanitario regional: un 6,5

Hospital Clínico Universitario De Salamanca.

Se trata de una valoración que desde la Consejería de Sanidad se considera "muy positiva", ya que "han sido unos años difíciles, de severa crisis económicas".

Los datos del Barómetro Sanitario, elaborado por el CIS y publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ponen de manifiesto que "el grado de satisfacción" con los servicios sanitarios de Castilla y León es "elevado", con una nota media de un 6,48, por encima de la media nacional, según han informado a Europa Press fuentes de la Junta.

  

La mayoría de los ciudadanos de Castilla y León considera que los servicios asistenciales han mejorado o se mantienen igual que hace cinco años.

  

Se trata de una valoración que desde la Consejería de Sanidad se considera "muy positiva", ya que "han sido unos años difíciles, de severa crisis económicas y en los que el objetivo principal ha sido el de mantener el núcleo de la sanidad con las mismas características y la máxima calidad".

  

Así, desde Sanidad destacan que el 71,5  por ciento de los ciudadanos cree que la Atención Primaria se encuentra en igual o mejor situación que hace cinco años -igual un 42,8 por ciento y mejor un 27,7  por ciento-, mientras que en el caso de las consultas de Atención Especializada son un 63, 48 por ciento -un 38,12 por ciento creen que está igual y un 25,36 por ciento opina que la situación es mejor--.

  

También son mayoría los que se encuentran satisfechos con la atención hospitalaria, pues un 36,9 por ciento considera que es igual que hace cinco años y un 27,7 por ciento cree que es mejor -en total, un 64,6 por ciento-, mientras que respecto a la atención en Urgencias el 54,5 por ciento afirma que es igual o mejor que hace un lustro, con un 35,08 por ciento que la considera igual y un 19,45 que la valora mejor.

  

La nota media que los ciudadanos otorgan a la sanidad en Castilla y León es de 6,48, por encima del 6,41 nacional.

 

El índice de satisfacción de las personas que utilizan los servicios sanitarios es superior al del conjunto de la población, como se deduce de la serie histórica de barómetros y se confirma en el del año 2013. Se constata, también, que la satisfacción de los jubilados (6,71) es superior a la de la población general (6,48). De igual forma, los mayores de 65 años valoran de forma más positiva (6,80) el funcionamiento de la sanidad pública que la población general.

 

En lo que respecta al ámbito territorial de residencia, los ciudadanos de zonas rurales valoran con un 6,48 la sanidad pública; los de zonas semiurbanas con un 6,67 y los de zonas urbanas con un 6,44.

 

Además, hay que señalar que en el Barómetro 2013 vuelve a destacar la elevada satisfacción con los profesionales sanitarios, el trato recibido, la confianza y seguridad que transmiten y el cuidado y atención que reciben los pacientes.