Los castellanoleoneses constituyeron 3.127 hipotecas en septiembre, un 40,21% menos, por valor de 357,19 millones

El importe medio hipotecado cayó en Castilla y León un 2,5 por ciento respecto al año anterior y alcanzó los 114.230 euros
Los ciudadanos de Castilla y León hipotecaron durante el mes de septiembre de 2011 un total de 3.127 fincas, tanto rústicas como urbanas, por valor de 357,19 millones de euros, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

Estas cifras representan un descenso del 40,21 por ciento en el número de fincas hipotecas respecto a septiembre de 2010 (5.230) y del 41,39 por ciento en el valor (609,52 millones en el mismo mes del año anterior).

En concreto y según los datos ofrecidos por el INE, en el mes de septiembre se hipotecaron en Castilla y León 2.889 fincas urbanas por un valor de 310,24 millones de euros. Mientras tanto, ese mes se constituyeron 238 hipotecas de fincas rústicas por un valor de 46,95 millones de euros.

Además, el importe medio de las hipotecas cayó en el mes de septiembre un 2,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior (en España cayó un 10,4 por ciento) y alcanzó los 114.230 euros (119.889 en el resto del país).

Valladolid fue la provincia en la que se hipotecaron más fincas en septiembre de 2011, con un total de 750 por un valor de 74,92 millones. Le siguen Salamanca (702 fincas por 86,37 millones), Burgos (576 fincas por 94,00 millones) y León (502 fincas por 40,89 millones).

Por debajo de las 200 fincas hipotecadas se situaron el resto de las provincias de Castilla y León: Zamora (148 fincas por 10,99 millones), Ávila (137 fincas por 9,19 millones), Palencia y Segovia (117 fincas en cada caso por 12,16 y 18,95 millones, respectivamente) y Soria (78 fincas por 9,68 millones).

En concreto, de las 2.889 fincas urbanas hipotecadas ese mes 1.650 eran viviendas, por un capital de 172,60 millones de euros; 163 eran solares, por un capital de 44,53 millones de euros, y 1.076 eran catalogadas como "otras urbanas", por 93,09 millones de euros.

El mayor capital de las fincas urbanas hipotecadas en septiembre correspondió a los bancos (151,90 millones correspondientes a 1.448 fincas hipotecadas), seguidos de las cajas (112,58 millones correspondientes a 1.126 fincas) y de otras entidades (45,74 millones correspondientes a 315 fincas).

Por su parte, el mayor capital de las fincas rústicas hipotecadas en septiembre de 2011 correspondió a los bancos (25,16 millones correspondientes a 125 fincas hipotecadas), seguidos de las cajas (17,85 millones correspondientes a 78 fincas) y de las otras entidades (3,93 millones correspondientes a 35 fincas).

Por último, en septiembre de 2011 se cancelaron registralmente en Castilla y León un total de 1.947 fincas (86 fincas rústicas, 1.253 viviendas, 71 solares y 537 "otras urbanas").