Los castellanoleoneses constituyeron 2.046 hipotecas en septiembre, un 34,6% menos, por valor de 186,58 millones

Vivienda
El importe medio hipotecado cayó en Castilla y León un 20,2 por ciento respecto al año anterior y alcanzó los 91.190 euros
El importe medio hipotecado cayó en Castilla y León un 20,2 por ciento respecto al año anterior y alcanzó los 91.190 euros

VALLADOLID, 26 (EUROPA PRESS)

Los ciudadanos de Castilla y León hipotecaron durante el mes de septiembre de 2012 un total de 2.046 fincas, tanto rústicas como urbanas, por valor de 186,58 millones de euros, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

Estas cifras representan un descenso del 34,6 por ciento en el número de fincas hipotecas respecto a septiembre de 2012 (3.127) y del 47,8 por ciento en el valor (357,19 millones en el mismo mes del año anterior).

En concreto y según los datos ofrecidos por el INE, en el mes de septiembre se hipotecaron en Castilla y León 1.827 fincas urbanas por un valor de 160,02 millones de euros. Mientras tanto, ese mes se constituyeron 219 hipotecas de fincas rústicas por un valor de 26,56 millones de euros.

Además, el importe medio de las hipotecas cayó en el mes de septiembre un 20,2 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior (en España cayó un 8 por ciento) y alcanzó los 91.190 euros (109.503 en el resto del país).

Valladolid fue la provincia en la que se hipotecaron más fincas en septiembre de 2012, con un total de 400 por un valor de 40,64 millones. Le siguen Burgos (330 fincas por 36,44 millones), Salamanca (328 fincas por 32,09 millones) y León (308 fincas por 23,96 millones).

Por detrás se situó Zamora (206 fincas por 17,47 millones), Palencia (148 fincas por 10,33 millones de euros); Ávila (142 fincas por 10,52 millones), Segovia (130 fincas por 10,54 millones) y Soria (54 fincas por 4,56 millones).

En concreto, de las 1.827 fincas urbanas hipotecadas ese mes 1.124 eran viviendas, por un capital de 110.261 millones de euros; 55 eran solares, por un capital de 8.667 millones de euros, y 648 eran catalogadas como "otras urbanas", por 41,09 millones de euros.

El mayor capital de las fincas urbanas hipotecadas en septiembre correspondió a los bancos (117.724 millones correspondientes a 1.339 fincas hipotecadas), seguidos de las cajas (16,70 millones correspondientes a 187 fincas) y de otras entidades (25,56 millones correspondientes a 301 fincas).

Por su parte, el mayor capital de las fincas rústicas hipotecadas en septiembre de 2012 correspondió a los bancos (11,02 millones correspondientes a 95 fincas hipotecadas), seguidos de las cajas (1,47 millones correspondientes a 9 fincas) y de las otras entidades (3,83 millones correspondientes a 42 fincas).

Por último, en septiembre de 2012 se cancelaron registralmente en Castilla y León un total de 1.961 fincas (73 fincas rústicas, 1.322 viviendas, 37 solares y 529 "otras urbanas").