Los candidatos a nuevo jefe de Bomberos pueden presentar instancias a partir de hoy

Bomberos (Foto:F.Rivas)

El Ayuntamiento de Salamanca abre el plazo para entregar instacias y los candidatos tienen 20 días de plazo, aunque el puesto es de libre designación: lo elegirá el equipo de Gobierno. El próximo jefe de Bomberos puede ser un militar de carrera.

El Ayuntamiento de Salamanca ha abierto este martes, 16 de noviembre, el plazo para que los candidatos a ocupar el puesto de jefe de Bomberos de la capital entreguen sus instancias. Un puesto que se ha revestido del aspecto de concurso abierto, pero que será cubierto por libre designación, es decir, 'a dedo' y para el que, además, se ha declarado que pueden concurrir mandos militares.

 

El puesto del jefe del servicio de extinción de incendios quedó vacantes hace muchas semanas, el pasado verano cuando su anterior responsable decidió presentar su renuncia. Julián Rivero, que llegó al cargo bajo el mandato de Alfonso Fernández Mañueco, ha decidido poner fin a su trayectoria en la capital y se ha reincorporado a su puesto en Valladolid.

 

Tras la renuncia, el asunto pasó a la mesa del concejal de Régimen Interior, es decir, de personal, área que comanda el tercer teniente de alcalde Fernando Rodríguez. El veterano concejal asumió el pasado junio, para el segundo mandato de Mañueco, el área de Policía, Bomberos y Protección Civil en un claro mensaje de intentar apaciguar las revueltas aguas del cuerpo de bomberos y de la policía local. Sin embargo, algunas de sus decisiones no han sentado nada bien en el seno, véase el caso de la memoria de 12 páginas de la Policía Local o su defensa del jefe policial.

 

En el caso del servicio de extinción de incendios, el pasado 30 de septiembre salía a la luz que Rodríguez barajaba abrir el puesto de jefe de Bomberos a personal militar ante las quejas de los sindicatos. Esta es una posibilidad legal y, finalmente, se confirmaron sus intenciones con la publicación del pliego de condiciones. Además, y aunque se han publicado unas bases con una serie de requisitos, la realidad es que el puesto se va a cubrir por libre designación, lo que supone que será el propio Fernando Rodríguez el que tenga la última palabra en la elección.