Los bomberos revisan una fachada de la calle Toro por la caída de unos cascotes

La cornisa de la parte superior está dañada y los efectivos del cuerpo de bomberos han recomendado que se revise una barandilla que no están bien asegurada.

Los Bomberos de Salamanca han acudido a primera hora de la tarde a un aviso por la caída de unos cascotes procedentes de un edificio que está ubicado en la esquina de la calle Toro con la calle Doctor Piñuela, junto a la Plaza Mayor.

 

Al llegar al lugar, han podido comprobar que se habían desprendido de la parte superior de la fachada, además, han observado daños junto a una barandilla y han recomendado que se lleve a cabo una revisión. La fachada está construida con piedra de Villamayor y los bomberos creen que puede hacerse deteriorado por la humedad. 

 

Como medida de previsión, han sugerido que se asegure la zona y que se ponga una red en la parte superior que evite la caída de más cascotes a la vía, por la que circulan a diario muchas personas, ya que se trata de una calle centrica muy transitada.