Los Bomberos rescatan a una mujer que estaba desnuda en el tejado de la Iglesia de la PurĂ­sima

Uno de los ocho bomberos que intervino convenció a la mujer fumando un cigarro con ella hasta que entró en razón. Las imágenes, en esta GALERÍA

Una mujer de unos 40 aĂąos ha mantenido en vilo a la ciudad de Salamanca ante la amenaza de tirarse desde el tejado de la Iglesia de la PurĂ­sima despuĂŠs de pasar casi tres horas en las alturas, hasta que los Bomberos consiguieron que entrara en razĂłn y la convencieran para que bajase con ellos. AdemĂĄs, una vez arriba, la mujer decidiĂł quitarse la ropa y amenazar con la opciĂłn de tirarse.

El suceso comenzĂł pasadas las 12.30 horas cuando la mujer, de nacionalidad portuguesa, subiĂł por los andamios utilizados por la empresa que restaura la fachada de la Iglesia de la PurĂ­sima, en la plaza de las Agustinas, ubicada en uno de los laterales del Palacio de Monterrey. Una vez arriba, la mujer comenzĂł a pasear por el tejado hasta situarse en uno de los bordes, con gra riesgo de caerse porque estaban helados como consecuencia del frĂ­o del invierno.

La mujer fue avisada antes de subir por un hombre que pasaba por allĂ­, y tras hacer ĂŠsta caso omiso, avisĂł a los Bomberos, que se personaron en el lugar de los hechos lo antes posible, igual que miembros de la PolicĂ­a Nacional, la PolicĂ­a Local y el servicio de emergencias 112.

En total fueron ocho los bomberos que participaron en un rescate que se ha prolongado durante mĂĄs de dos horas y fue uno de ellos el que la convenciĂł al sentarse a una distancia prudencial de ella para fumarse un cigarro, curiosamente alguien que odia el tabaco. "Cada vez que nos encendemos nosotros un cigarro nos echa la bronca", seĂąalaba un compaĂąero. El Bombero que se fumĂł un cigarro con ella, junto al resto, la convencieron de que no tenĂ­a que tirarse entablando una conversaciĂłn con ella para conocerla y poder persuadirla para que no se tirara, siguiendo tambiĂŠn las Ăłrdenes de un negociador que desde abajo les iba dando alguna clave a los bomberos.

Este suceso, que ha tenido en vilo a toda la ciudad, congregĂł a cientos de curiosos en las inmediaciones del lugar, cortando al trĂĄfico la calle Ancha para evitar incidentes. Una vez que la mujer fue convencida, bajĂł hasta tierra firme con la ayuda de los Bomberos y acto seguida fue trasladada por el 112 al hospital para tratarla sobre posibles trastornos y problemas fĂ­sicos.

Uno de los responsables del cuerpo de bomberos, Adolfo GonzĂĄlez, asegurĂł que se ha tratado de una misiĂłn "complicada que nos ha llevado un tiempo y que hemos realizado con mucha paciencia. La hemos convencido entablando una conversaciĂłn con ella y poco a poco poder convencerla, aunque su estado fĂ­sico no era muy bueno". Asimsimo, GonzĂĄlez argumentĂł que para nosotros estos hechos "no significan jugarnos la vida porque es nuestro trabajo".

Más imágenes, en esta GALERÍA