Los Bomberos reclaman un convenio del Ayuntamiento con Unespa que permitiría modernizar sus dotaciones

Actualmente cuentan con solo dos vehículos autobomba, uno de ellos en malas condiciones, para actuar.

La falta de vehículos actualizados ha sido una queja constante de los bomberos del Ayuntamiento de Salamanca en los últimos años. Hace cerca de un año uno de sus camiones sufrió un vuelco que lo dejó maltrecho y puso en evidencia la edad de los vehículos de que disponen y el deficiente mantenimiento al que son sometidos: al sufrir el siniestro se comprobó que los neumáticos no habían sido sustituidos en los 17 años que tenía el camión.

 

Actualmente, los bomberos del Ayuntamiento de Salamanca disponen de dos vehículos. Por un lado, un camión autobomba de tipo urbano, que es el que usan para las salidas a incendios en el casco urbano por sus características, ya que es más pequeño que los convencionales y puede llevar la escala para apagar fuegos en pisos altos. Y por otro, un camión autobomba de tipo rural, con unas características de altura y tracción total que lo hace adecuado para actuaciones en terrenos rurales dentro de la capital, por ejemplo, para apagar fuegos de rastrojos, pastos o cultivos.

 

Sin embargo, la autobomba de tipo urbano tiene, según los agentes, una avería en una de sus dos bombas de agua que limita enormemente su operatividad; además, no está indicada para salir a incendios rurales y no se suele usar para emergencias porque tiene problemas de estabilidad que limitan la velocidad a la que puede circular. Así que solo hay un camión de extinción totalmente operativo, que es una autobomba rural con 15 años.

 

Para los bomberos, aún hay una salida que el Ayuntamiento no ha utilizado y que permitiría modernizar sus dotaciones: suscribir un convenio con la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradores (UNESPA).

 

Este convenio ofrece una subvención por habitante que puede ser destinada tan solo al mentenimiento de los equipos y la formación de los bomberos: "Pero hay que solicitarla", dicen desde el parque de bomberos de la capital.

 

Para calcular la cantidad que se Salamanca podría obtener, basta con saber que el Ayuntamiento de Valladolid ha recibido para sus Bomberos 1.034.000 euros, mientras que en Palencia se les ha asignado unos 300.000 euros, por lo que los salmantinos creen que están 'perdiendo' "unos 600.000 euros al año" para renovar sus vehículos.