Los Bomberos incorporarán un pionero simulador de fuego real

Inversión de un millón de euros. La torre de maniobras se reformará a partir del mes de marzo. Nuevo equipamiento. El edificio recreará diferentes situaciones peligrosas para perfeccionar la práctica del Cuerpo
J. ROMERO
El alcalde, Julián Lanzarote, y el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, firmaron ayer en la capital salmantina un convenio de colaboración que permitirá mejorar la formación del Cuerpo de Bomberos de Salamanca. El parque municipal contará en el último trimestre de este año con un renovado equipamiento en la torre de maniobras en la que se reproducirán con un pionero simulador, y en espacios confinados, distintas situaciones de fuego real. Los Bomberos se enfrentarán a incendios, siempre controlados, en diferentes escenarios, desde un vehículo hasta una vivienda o una oficina. Para mejorar la respuesta a estos hipotéticos riesgos, la torre de maniobras se reformará con un tiempo de ejecución de seis meses. Las obras comenzarán en marzo con una inversión de 1.034.423,40 euros, de los que la Junta de Castilla y León aportará más de la mitad, en concreto 626.488,80 euros.

El proyecto incluye la protección de la estructura de la torre y de las estancias que vayan a soportar altas temperaturas con fuego real en los ejercicios prácticos que se plantearán a los Bomberos. Las obras en la torre se extenderán también a la adecuación de las instalaciones completas de gas propano canalizado para alimentar los simuladores y de una red eléctrica protegida. Igualmente, habrá sistemas de ventilación, monitorización de gas y acústico, una red de diez cámaras térmicas y un generador de humo con regulación. En el sótano de la torre, los Bomberos podrán realizar prácticas de extinción de incendios de vehículos. Mientras, en la planta baja se instalarán simuladores de fuegos en armarios eléctricos, contadores de gas y mostradores de almacén. En el primer piso de la torre de maniobras, los Bomberos tendrán a su disposición una recreación de incendio en el escenario de una oficina. Por último, en la segunda planta habrá simuladores de fuego en una vivienda con diferentes focos: una cama, un sofá y una televisión. Un sistema de seguridad integral se encargará de vigilar los incendios recreados.

La torre de maniobras, convertida en un laboratorio de prácticas de los Bomberos, servirá para “mejorar la formación, la preparación y la profesionalización de los Bomberos para lograr una mayor eficacia en la protección ciudadana”, subrayó ayer en Salamanca, durante la firma del convenio con el Ayuntamiento, el consejero de Interior y Justicia del Gobierno regional. Mañueco incidió en que las reformas en la torre convertirán al parque municipal salmantino en un centro “pionero que permitirá que todos los Bomberos de Castilla y León sigan viniendo a formarse” a la capital del Tormes. El consejero de Interior y Justicia apuntó, por último, que el reequipamiento de la torre “es un ejemplo claro de la apuesta de la Junta de Castilla y León y, en concreto, de la Agencia de Protección Civil por mejorar los servicios de urgencia propios y de las administraciones locales”.