Los Bomberos de Burgos hallan muerta a una pareja de ancianos en su domicilio sin signos de violencia

Los Bomberos de Burgos han hallado muerta a una pareja de ancianos en su domicilio sin signos de violencia tras recibir una llamada de los vecinos, extrañados porque llevaban varios días sin verles por el barrio.

Los hechos se produjeron en la mañana de ayer en el número 123 de la Tercera Manzana de la Barriada Inmaculada de la capital burgalesa, hasta donde varios efectivos de bomberos se desplazaban para acceder a la vivienda tras la alerta de los vecinos, según una información publicada por Diario de Burgos y recogida por Europa Press.

  

Los bomberos se encontraron los cadáveres de los ancianos en una sala de estar situada en la planta baja de la vivienda, donde la mujer permanecía sentada en un sillón mientras que el hombre se encontraba tumbado en un sofá cama.

  

La Policía Científica de la Comisaría de Burgos se desplazaba hasta el lugar, donde comprobaba que los cuerpos sin vida de los ancianos se encontraban abrigados con una manta y no presentaban signos de violencia.

  

En estos momentos, se barajan varias hipótesis sobre las causas de las muertes, por lo que a lo largo de este miércoles, previsiblemente, se realicen las autopsias a los cadáveres y no se descarta que se les practique además un análisis toxicológico.

  

La pareja de ancianos, I.R y B.H., de 79 y 74 años respectivamente, vivía sola desde hace años en el domicilio y no tenía hijos.