Los billetes de 500 euros suben un 1% en mayo y se sitúan en niveles de 2006

En tasa interanual, estos billetes han caído un 2,9% respecto a mayo de 2011

El número de billetes de 500 euros puestos en circulación ha subido un 1% en mayo, hasta los 99 millones de billetes, y se ha situado en los niveles de los primeros meses de 2006, según datos del Banco de España.

Así, los billetes de alta denominación han subido en el quinto mes del año después de haber bajado en abril a 98 millones y tras mantenerse en la cifra de 99 millones durante febrero y marzo.

En tasa interanual, los billetes de 500 euros han caído un 2,9% respecto a mayo de 2011, cuando había 102 millones de billetes de 500 en circulación.

En importe, la cantidad ha subido un 0,9% respecto a abril, hasta los 49.349 millones de euros. En tasa interanual, la cifra supone un descenso del 3,3%. Sin embargo, este tipo de billetes representa el 68,2% del total de efectivo en manos de los españoles.

El efectivo total puesto en circulación por el Banco de España supone 72.356 millones de euros (68.704 millones de euros en billetes y 3.652 millones en monedas), un 3,5% menos que los 75.019 millones de un año antes.

Por su parte, la cifra de billetes de 200 euros puestos en circulación en este periodo se mantuvo estable en los 16 millones, aunque con un descenso del 11,1% en tasa interanual. El importe ha subido un 3,3% en comparación con abril y se ha reducido un 8% en comparación con mayo de 2011, hasta los 3.274 millones de euros.

Por su lado, la cifra de billetes de 100 euros en el mercado se incrementó un 6,9% en comparación con abril, pero bajó un 11,5% en tasa interanual, hasta los 46 millones de billetes. También subieron los billetes de 50 euros, que sumaron 739 millones de unidades, un 3,9% más que en abril y un 10,1% más en tasa interanual.

BILLETES DE 20 Y 10 EUROS.

En el caso de los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 18.482 millones y 6.706 millones de euros, respectivamente.

La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen, entre otros factores.