Los bares tendrán que poner ceniceros a sus puertas

Un cigarro en un cenicero

Así se recoge en la a modificación de la ordenanza municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado la modificación de la ordenanza municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos, que contempla que los establecimientos de hostelería estén obligados a poner ceniceros a las puertas de sus negocios.

 

Los empresarios dispondrán de seis meses desde la aprobación definitiva de la ordenanza para disponer de estos ceniceros, que ya se pueden ver en algunos de los locales salmantinos.

 

Asimismo, en relación directa con el sector hostelero, la norma regula también el servicio “puerta a puerta” para la recogida selectiva de papel y cartón generados por los establecimientos comerciales.

 

Además, los residuos comerciales no peligrosos generados por pequeños productores y que no presentan especiales requerimientos de recogida diferenciada serán acogidos, como regla general, al sistema público.

 

En esta misma ordenanza municipal, aprobada con los votos a favor de los dos grupos con representación, Popular y Socialista, se contempla endurecer las sanciones por pintadas vandálicas con el objetivo de “disuadir y penalizar más” este tipo de comportamientos.

 

Este texto normativo establece que las pintadas en Bienes declarados de Interés Cultural y edificios catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana conllevarán una infracción muy grave y multa de hasta 3.000 euros, el doble que en la actualidad, ha recordado en la sesión plenaria el concejal de Medio Ambiente, Emilio Arroita.

 

Las pintadas en los bienes no catalogados situados tanto en el ámbito de la ciudad histórica y su entorno, como en otras zonas de la ciudad, estarán consideradas como sanciones graves con multas de hasta 1.500 euros.

 

La ordenanza recoge, asimismo, el servicio de limpieza de pintadas que el Ayuntamiento de Salamanca pone a disposición de los ciudadanos de manera gratuita, así como la solicitud que deben presentar las personas interesadas.

 

Entre otras novedades, la norma modifica también el horario para depositar residuos en el contenedor gris, que se ampliará desde las 19.30 hasta las 22.30 horas y se unificará en verano e invierno. Hasta ahora se establecía entre las 21.00 y las 22.00 horas en invierno y entre las 22.00 y las 23.00 horas en verano.

 

Igualmente, marca entre las 10.00 y las 22.00 horas el horario para depositar el vidrio con el fin de evitar molestias a los vecinos durante la noche. El depósito de papel y cartón, envases, aceite vegetal y ropa usada en sus contenedores específicos no estará sometido a limitación horaria con carácter general.

 

Con el objetivo de fomentar el reciclaje, la ordenanza incluye, explícitamente, la segregación de residuos en los diferentes contenedores: de envases ligeros, vidrio, papel y cartón, pilas, textil y calzada y aceite vegetal. Hasta el momento, algunos de ellos no se recogían en el texto actual por ser posterior a la norma su instalación en la ciudad de Salamanca.