'Los bandazos' que tiene la vida

La mesa de vacuno de vida, en boca de su presidente, reconoce las grandes oscilaciones y la irregularidad en los precios cada semana

Bandazos, sí. Ésa fue la palabra que usó el presidente de la mesa de vacuno de vida, Eloy García, para definir la situación por la que atraviesa ésta cada lunes. "No podemos subir y bajar cada lunes, hay que aguantar y mantener la estabilidad hasta observar cómo evoluciona el mercado".

Así, y según reconoció el propio García, "ésta ha sido la última vez que tomamos estas decisiones porque no podemos seguir así. No es serio y no refleja la realidad", dijo. De hecho, la semana pasada la mesa optó por una subida de 0,03 euros mientras que ésta ha bajado 0,03 euros, por lo que quizá, lo más lógico hubiese sido repetir los dos para no alterar más el mercado.

En cuanto al mercado, éste sigue con una tendencia alcista de animales y contó con 1.829 cabezas, animados por la subida de la semana pasada con reses de una calidad inferior que se vendieron con mayores dificultades, aunque como siempre, sobra lo de pero calidad.

Los tratantes hicieron hincapié en que las ventas habían sido "desastrosas" por la gran cantidad de ganado y porque había quedado mucho ganado sin comprador, y por ello solicitaron entre 0,06 y 0,09 euros de bajada para machos y hembras. Los ganaderos, por su parte, destacaron también que el mercado había estado más parado que semanas atrás pero que el precio de las operaciones "sigue siendo el mismo de siempre. Y eso por no hablar de las terneras que tienen un precio de risa", destacó Ricardo Escribano. Así, los productores solicitaron una repetición, para una decisión final de bajada de 0,03 euros, "la última vez que se dan bandazos", según Eloy García.

Por su parte, la mesa de vacuno de carne, felicitada una vez más por el presidente, acordó en repetir todas las categorías, proque pese a estar el mercado más parado los precios siguen siendo los mismos y la oferta y de la demanda tampoco distan mucho una de la otra.

El ovino, también 'tarifa plana'
Otra de las mesas que optó por una repetición de los precios es la mesa de ovino, que pese a que discutió el valor de los lechazos. Los ganaderos solicitaron un precio mayor "porque lo vale en el mercado", mientras que los compradores, todo lo contrario. Vamos, nada nuevo. Al final, repetición de lechazos y corderos.