Los bajos precios de la leche de vaca desanima al sector nacional, que no cubre su cuota

ASAJA denuncia que se siga importando leche de fuera y hundiendo a los ganaderos

La AsociaciĂłn Agraria JĂłvenes Agricultores ASAJA de Castilla y LeĂłn denuncia en un comunicado "la pasividad de las industrias y administraciones ante la injusticia, una y otra vez probada, de que los ganaderos de leche espaĂąoles perciban un menor precio por su producto que el resto de los europeos. Una situaciĂłn mĂĄs abusiva aĂşn si se tiene en cuenta que los ganaderos franceses, paĂ­s del que sistemĂĄticamente importan leche muchas de las industrias espaĂąolas, han percibido como media tres cĂŠntimos mĂĄs que los espaĂąoles, cifra a la que hay que sumar los mayores gastos de transporte hasta nuestro paĂ­s".

Esta estrategia de los grandes grupos de distribució, según ASAJA, de favorecer las importaciones galas es indignante si se tiene en cuenta que mientras que Francia produce por encima de su consumo, nuestro país es deficitario en leche y, a pesar de ello, nuestros ganaderos se sienten tan presionados por los bajos precios que en el último año ni siquiera han cubierto su cuota asignada, quedando las entregas de leche en España 56.000 toneladas por debajo de su cuota. ASAJA lamenta el desánimo de los profesionales, que ven cómo, campaña a campaña, no se reconoce económicamente su esfuerzo de producir leche de calidad, menospreciada al lado de partidas que llegan de fuera “y que no son más selectas ni mejores, sencillamente se les da prioridad por intereses de la gran distribución, buena parte en manos francesas”.

ASAJA considera que es fundamental que las administraciones, que en muchos casos apoyan a las industrias y gran distribución, presionen a éstas para evitar que den prioridad a las importaciones de protegida leche francesa y respeten la ganadería del país al que por lo visto sólo han venido “a hacer caja”, aunque sea llevándose por delante la producción nacional de un bien de consumo tan elemental y necesario como es la leche.