Los ayuntamientos negociarán las condiciones especiales para devolver los créditos del pago a proveedores

La FEMP reclamará intereses más bajos y periodos más amplios de carencia y amortización
La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) negociará con el Gobierno las condiciones que se impondrán a los ayuntamientos para que éstos devuelvan los créditos que se pondrán en marcha con el objetivo de pagar las deudas que estas administraciones mantienen con sus proveedores, principalmente pymes y autónomos.

Así lo ha acordado este miércoles la Junta de Gobierno de la FEMP en su reunión mensual, en la cual la posición general ha sido de respaldo al decreto aprobado la semana pasada por el Gobierno y que sienta las bases para crear un mecanismo de financiación para el pago de las deudas a proveedores que mantienen estas corporaciones locales.

"Los ayuntamientos somos los primeros interesados en pagar la deuda a los autónomos y dar liquidez a la actividad propiamente económica de los propios proveedores", ha explicado el vicepresidente segundo de la FEMP y presidente de la Diputación de Zamora, el 'popular' Fernando Martínez Maíllo, en declaraciones a la prensa después de la reunión.

En estos mismos términos se ha pronunciado el vicepresidente primero de la federación y alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, quien ha manifestado a Europa Press que se trata de un decreto "muy importante y muy valioso" porque permitirá pagar la deuda de 40.000 millones de euros que se calcula que mantienen las corporaciones locales con los proveedores. "Es un balón de oxígeno muy importante para la economía y el empleo", ha añadido.

Ahora bien, la Junta de Gobierno de la FEMP ha acordado que su presidente, Juan Ignacio Zoido, sea el encargado de reclamar al Ejecutivo, antes de que se apruebe el decreto, que el mecanismo de financiación que finalmente se diseñe para el pago a proveedores se base en tres principios básicos: un período amplio de carencia de entre dos y tres años, un plazo de amortización del préstamo suficientemente amplio (entre ocho y doce años) para no estrangular la economía de los ayuntamientos, así como un tipo de interés que se sitúe por debajo del de mercado.

Según ha explicado el alcalde de Murcia y presidente de la Comisión de Hacienda de la FEMP, Miguel Ángel Cámara, "la voluntad de los ayuntamientos es pagar de la mejor manera posible", pero las condiciones para la devolución de los créditos han de posibilitar que "continúe la actividad municipal" y que sean "asumibles" para las finanzas de los entes locales.

Además, el primer edil de Vigo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que lo que el presidente de la FEMP también tiene que resolver en su negociación con el Ejecutivo es la posible injerencia que, a su juicio, podría provocar este decreto en la autonomía municipal. Una preocupación, ha dicho, sobre la que ha habido "consenso" dentro de la Junta de Gobierno.

Deudas de Comunidades y Diputaciones
Por otra parte, Caballero también ha insistido en reclamar al Ejecutivo de Mariano Rajoy que facilite que comunidades autónomas y diputaciones provinciales puedan "pagar sus deudas con los ayuntamientos" porque, según ha asegurado, les deben "cantidades muy importantes".

De este modo, el presidente de la FEMP ha anunciado en la reunión de la Junta de Gobierno que iniciará una ronda de contactos con los presidentes de las comunidades con el objetivo de que éstas atiendan los pagos que adeudan a las entidades locales.

En cualquier caso, Martínez Maíllo ha señalado que todavía tienen que esperar a que la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno, presidida por Rajoy, diga la última palabra con respecto a las condiciones de devolución de los créditos que se concederán a los ayuntamientos. "Esperamos esa flexibilidad y que podamos contribuir a la mejora de la economía nacional dotándola de esa liquidez a los proveedores", ha apuntado.

Plazos muy breves
Sobre las particularidades del decreto del Gobierno, por el que los ayuntamientos tendrán que suministrar, antes del 15 de marzo, el listado de facturas pendientes de pago con los proveedores hasta el 31 de diciembre de 2011 y, con anterioridad al 31 de marzo, un plan de ajuste que permita hacer frente en el futuro al pago de dichas deudas, Martínez Maíllo considera que se trata de plazos "excesivamente breves", pero que "habrá que cumplirlos".

El presidente de la Diputación de Zamora ha afirmado que "la situación de emergencia que vive el país exige la mayor agilidad y obliga a todas las corporaciones locales a trabajar intensamente en el mes de marzo para tenerlo solucionado".

Para el alcalde de Murcia, "la cuestión no es cumplir esos plazos, que se van a cumplir", sino que "lo más importante es que todo el desarrollo reglamentario responda" a las peticiones que hará la FEMP para poder devolver los créditos con flexibilidad y que esto suponga un "balón de oxígeno que insufle capacidad económica a los propios ayuntamientos".

Reivindicación histórica de los ayuntamientos
Por otra parte, la FEMP ha celebrado el anuncio del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en el Senado de que se va proceder a aprobar una nueva Ley Básica de Gobierno y Administración Local, impulsando su tramitación conjunta con el nuevo modelo de financiación local.

Sobre esta cuestión, la Junta de Gobierno ha encargado a Zoido que inicie de inmediato la negociación con el Gobierno para que, "de una vez por todas, se dé respuesta a una reivindicación histórica del municipalismo: contar con un marco legislativo que defina las competencias de las entidades locales y les dote de suficiencia financiera".