Los aviones militares que sobrevuelan Cataluña realizan misiones "habituales" como "se han hecho en los últimos 25 años"

El coronel Francisco González-Espresati, responsable del Ala 15
Los aviones militares que han sobrevolado Cataluña en las últimas semanas realizan misiones y prácticas de vuelo "habituales" y rutinarias como las que "se han hecho en los últimos 25 años", según ha afirmado este miércoles el coronel Francisco González-Espresati, responsable del Ala 15 del Ejército del Aire.
ZARAGOZA, 31 (EUROPA PRESS)

Los aviones militares que han sobrevolado Cataluña en las últimas semanas realizan misiones y prácticas de vuelo "habituales" y rutinarias como las que "se han hecho en los últimos 25 años", según ha afirmado este miércoles el coronel Francisco González-Espresati, responsable del Ala 15 del Ejército del Aire.

En rueda de prensa con motivo de una jornada de visita para medios de comunicación a la Base Aérea de Zaragoza para conocer la actividad del Ala 15, el coronel ha precisado que estos aviones no llevaban armamento real, sino simulado, y desarrollaban una misión de entrenamiento, unos vuelos que se llevan a cabo "desde hace 25 años" de manera habitual no sólo en el territorio catalán, por lo que no tienen "nada de particular".

Los F-18 volaban a baja cota, entre los 300 y 600 metros, y antes de iniciar estas maniobras la base zaragozana se había puesto en contacto con el responsable militar de control de Barcelona que "llevaba el control por radio y radar" de los aviones, ha precisado.

Seguían por tanto, como en todos sus ejercicios, una ruta planeada que el piloto adapta en función de condicionantes como la presencia de un núcleo de población que siempre evitan o sobrevuelan a mayor altura y en este caso la ruta preveía "varios puntos de viraje" y en el área de Ripoll tenían su punto "extremo", el más alejado, y debían invertir la ruta.

En todo caso, los pilotos aplicaron la normativa de vuelo, ha defendido el coronel González-Espresati, para observar que en el espacio aéreo catalán, como en otros próximos a la base de Zaragoza, se llevan a cabo "distintos tipos de misiones", no sólo a baja cota, con una frecuencia de "unas cuatro o cinco misiones mensuales".

Respecto a las quejas de algunos alcaldes, ha indicado que no han afectado al planeamiento de las misiones al tiempo que ha insistido en que es algo "rutinario", si bien se ha sensibilizado a los pilotos para que respeten rigurosamente las normas, como ya lo hacen, porque "no somos ajenos a la sensibilidad de la población".

No obstante, ha detallado que tan sólo se ha recibido una queja formal oficial por parte de una autoridad catalana y ha sido la del alcalde de Ripoll por los vuelos realizados el pasado 8 de octubre.

El gabinete de prensa del Ministerio de Defensa ha garantizado que "no se cometió ninguna irregularidad ese día".