Los anĂĄlisis de la Junta descartan la presencia del nematodo que arrasa con los bosques de pinos

TĂŠcnicos han talado 900 ĂĄrboles enfermos de los que se han escogido 295 para pruebas y ningĂşn ejemplar presenta esta enfermedad

El nematodo que afecta al pino trae de cabeza a los tĂŠcnicos de la Junta de castilla y LeĂłn en Salamanca debido al exhaustivo control al que deben someter a la zona sur de la provincia como consecuencia de la apariciĂłn de un foco en CĂĄceres, en la sierra de Gata, a tan solo cinco kilĂłmetros de Salamanca.

“Este hecho no significa que la provincia cuente con un foco pero por ley hay que establecer un perímetro de 20 kilómetros, denominado zona demarcada y ésta agrupa una buena parte de Salamanca, en torno a 6.600 hectáreas”, señala Juan Carlos Martín, jefe del servicio territorial de Medio Ambiente.

El insecto en cuestión es un escarabajo llamado ‘manochamus galloprovincialis’ que en un vector que se transmite a través del nematodo de un pino a otro y es el causante de que los árboles contraigan esta enfermedad y su propagación.

Por tanto y para evita cualquier posible infecciĂłn en la provincia, los tĂŠcnicos de la Junta en Salamanca realizan controles exhaustivos de acuerdo con la ley marcada por la UniĂłn Europea mediante cuatro procedimientos de trabajo:

  • La realizaciĂłn de controles en las carretas de la provincia (cinco cada semana) donde se toman muestra de los vehĂ­culos o camiones que transporten madera y hasta el momento no ha habido ningĂşn caso positivo.
  • La inspecciĂłn de 26 industrias de la madera en toda la provincia ya que mueven gran cantidad de pinos, con un resultado tambiĂŠn negativo.
  • El trabajo realizado con helicĂłpteros dos veces cada aĂąo con el objetivo de peinar una superficie de 2x2 kilĂłmetros con el objetivo de talar todos aquellos ĂĄrboles enfermos, secos o que presentes sĂ­ntomas degenerativos. Se ha talado un total de 900, de los que se han seleccionado 295 para hacer pruebas sobre esta enfermedad en un laboratorio ubicado en Palencia. En esta ocasiĂłn sĂ­ se ha detectado el nematodo pero no el insecto que transmite la enfermedad, por lo que tampoco ha habido ningĂşn positivo.
  • Y el Ăşltimo procedimiento se basa en la bĂşsqueda del vector, del coleĂłptero para ver cuĂĄl es el problema. En este caso, y segĂşn seĂąala Juan Carlos MartĂ­n, se han colocado 40 trampas en la zona demarcada y se han detectado 15 insecto vivos y nueve muertos, pero su anĂĄlisis tambiĂŠn ha resultado negativo, es decir “el coleĂłptero aparece pero no estĂĄ infectado de esta enfermedad. Puede tener otras pero ĂŠsta en cuestiĂłn, no”, seĂąala.


Las zonas mås controlada de la provincia y donde mås riesgo hay son: Navasfrías, Alberguería de Argaùån, El Payo, Casillas de Flores y Peùaparda.

De hecho, la normativa actual que se recoge en el BoletĂ­n Oficial de castilla y LeĂłn (Bocyl) del 2 de abril, seĂąala que estĂĄ prohibido talar madera en Salamanca desde esa fecha hasta el prĂłximo 31 de octubre, por lo que a partir del mes de octubre ya se podrĂĄ realizar un trabajo normal.

En Portugal, el paĂ­s vecino, tambiĂŠn ha habido casos de este tipo hace aĂąos, igual que en alguna zona de Galicia y CĂĄceres, el Ăşltimo de ellos en febrero de este aĂąo y por eso se estĂĄn tomando esta serie de precaciones.

“Técnicos de la UE vinieron a esta zona a conocer la labor que llevábamos a cabo y se quedaron impresionados por todos los controles realizados así como por la vigilancia por el aire con los helicópteros”, destaca Martín.

No hay que olvidar que el nematodo es un insecto muy agresivo que daĂąa en solo unos dĂ­as el pino y le deja inservible para cualquier actividad, con una propagaciĂłn rĂĄpida y efectiva por lo que la prevenciĂłn es vital. De momento, Salamanca estĂĄ sana.