Los alquileres de 250 euros de Mañueco, pendientes de las bases para adjudicarlos

El equipo de Gobierno tiene que establecer las bases para poder adjudicar las dos promociones de vivienda en alquiler que ha comprometido para antes de 2016. La oposición quiere detalles de las condiciones y participar en su elaboración.

El Patronato Municipal de la Vivienda no ha cerrado todavía las bases para la adjudicación de los nuevos pisos en régimen de alquiler que va a promover el Ayuntamiento a través de esta sociedad, y que fueron una de las principales apuestas de Fernández Mañueco. Sin embargo, debe afrontar la elaboración de las condiciones para concurrir y que determinarán quienes pueden acceder a estas nuevas viviendas, para lo cual la oposición va a pedir que se tengan en cuenta sus consideraciones.

 

Hace unos meses el Ayuntamiento anunció que ofrecerá pisos en régimen de alquiler que rondará entre los 250 y 300 euros. Se trata de dos promociones situadas en el barrio de El Rollo (sector Las Pajas), una de 15 pisos entre las calles Venezuela y Rías Bajas, y otra de 12 en la calle Salvador. La previsión del Ayuntamiento era ponerlas a disposición de los salmantinos a finales de 2016, aunque en estos momentos ya se pueden dar los pasos para diseñar las bases que servirán para la adjudicación de viviendas. Esto es algo que el Ayuntamiento debe hacer antes de final de año.

 

La disponibilidad de los pisos depende de la evolución de las obras, pero también del desarrollo de los trámites para adjudicarlos. Para poder entregarlos a sus inquilinos, hay que dar a conocer unas bases para regular el acceso, algo que todavía no se ha hecho. Los grupos de la oposición quieren que se aclare cuanto antes y comprobar si las promesas del equipo de Gobierno en materia de acceso a la vivienda se cumplen. Para ello, quieren participar en el proceso para establecer los criterios de adjudicación y empezar a acotar las condiciones. Para ello cuentan con el hecho de que tienen presencia en los órganos ejecutivos de la sociedad municipal de vivienda, y no solo en el patronato.

 

Los grupos quieren priorizar el acceso a la vivienda en términos que reflejen la realidad, es decir, la dificultad para acceder a una primera vivienda en Salamanca. Por ello consideran que era necesario hacer promociones para alquiler y establecer precios más asequibles incluso que los inicialmente anunciados.