Los alcaldes muestran escepticismo ante el transporte metropolitano

Reunión. Mañana tiene lugar la tercera ponencia técnica del Consejo Rector, en la que se tratarán, entre otros asuntos, el mal estado de los autobuses de Villamayor o la situación actual de Doñinos
E. Bermejo

La tercera ponencia técnica del Consejo Rector del Transporte Metropolitano de Salamanca y su alfoz se celebra mañana en medio del escepticismo de buena parte de sus asistentes, entre ellos la alcaldesa y el concejal de Movilidad de Villamayor de Armuña, que acuden como invitados, lo mismo que el teniente de alcalde del municipio de Doñinos de Salamanca. También estarán presentes los representantes de la Junta, el Ayuntamiento de Salamanca, Fevesa, las empresas concesionarias, así como los representantes de los ayuntamientos del alfoz, Lourdes Villoria, alcaldesa de Cabrerizos, y Leocadio Hernández, concejal de Carbajosa de la Sagrada.

La noticia es, no obstante, el escepticismo con el que han acogido este encuentro algunos de los alcaldes afectados como, por ejemplo, Carmen García Romero, de Doñinos de Salamanca, que asegura que los problemas del transporte metropolitano son, en realidad, tres: “La falta de una propuesta común por parte de todos los municipios; el hecho de que haya múltiples empresas operadoras y que las líneas con superávit no cubran a las que tienen déficit. El día en que se cumplan esos tres factores, el transporte metropolitano funcionará y dejará de haber discriminaciones”.

El malestar de García Romero se deriva del mal servicio que se presta en su opinión, a Doñinos (donde los vecinos pagan cinco céntimos más por billete, y al Ayuntamiento le han incrementado el pago en 3.000 euros, “por un déficit de financiación no cubierto”, hasta llegar a los 43.882 euros anuales). La falta de entendimiento entre el municipio y la Dirección General de Transportes es la causa de que el Ayuntamiento no haya abonado esa cantidad el último año, por lo que el representante de la localidad presentará sus quejas mañana. “En primer lugar, solicitaremos un documento en el que se haga constar cuándo y cómo se ha decidido que Doñinos tenga que pagar más dinero y, además, pediremos de nuevo mayor frecuencia en los autobuses, que haya al menos uno cada hora entre las 15.00 y las 21.00 horas. También nos quejaremos de la constante falta de puntualidad”, dice la alcaldesa.

No más satisfecha se siente la alcaldesa de Villamayor de Armuña, Elena Diego, que también estará en la reunión para expresar su malestar por el estado de los autobuses que realizan la ruta hasta su municipio, de los que dice que tienen “graves deficiencias como goteras, malos olores, falta de puntualidad e imprudencias por parte de algunos conductores para cumplir los tiempos”.

Por otra parte, los alcaldes de Calvarrasa de Abajo y Terradillos, Ángel Curto y Amador Montero, que no estarán presentes en la reunión porque los municipios a los que representan no tienen transporte metropolitano, han mostrado su decepción por la postura adoptada por la Dirección General de Transportes, ya que en la última reunión del Consejo Rector, celebrada el año pasado, ambos solicitaron su inclusión en este tipo de transporte. En el acta quedó constancia de que se hablaría “con los dos municipios para que concreten su propuesta y se les señalarán las implicaciones que tendría el hecho de estar incluidos dentro de este proyecto”. Ayer, ambos alcaldes declararon a este periódico que en los últimos once meses “ningún representante de la Dirección General de Transportes se ha puesto en contacto con nosotros”.

Por último, el representante del Ayuntamiento de Carbajosa, para el que es su primera reunión, insistirá en solicitar más frecuencia de horarios los fines de semana, una nueva parada en El Montalvo III y otra en Qualytel.