Los alcaldes de Sequeros y El Cabaco, únicos que no concurrirán a las urnas

Diversas razones. Pilar Ferrán reconoce que “entré con unos objetivos que he cumplido” mientras que Cesáreo Sendín abandona el cargo, tras 26 años, “porque necesito liberarme y quiero dar paso a otros”
lorena lago
Las elecciones el próximo 22 de mayo están provocando un baile de nombres entre los futuros candidatos del que los alcaldes de la Sierra, como no podía ser de otro modo, no se encuentran exentos. En líneas generales la mayoría de ellos ha optado por repetir sus candidaturas, aunque hay algunos de ellos que, sorprendentemente, han optado por no renovar en sus puestos como primeros ediles.
Éste es el caso del alcalde de El Cabaco, Cesáreo Sendín. Lleva 26 años al frente de un Consistorio que le ha proporcionado algunas de las satisfacciones más importantes a lo largo de su vida. Ahora, un poco más mayor que entonces, dice que se retira porque “son demasiados años los que he estado al frente de este Ayuntamiento y necesito liberarme. Ser alcalde de este municipio requiere mucho esfuerzo, supone un compromiso y una responsabilidad que podría seguir asumiendo, aunque creo que es momento de que me retire”. Respecto a quién será la persona que su partido presentará para revalidar la Alcaldía, Cesáreo calla pero deja claro que “hay miembros de mi equipo de Gobierno que seguirán formando parte de él aunque es cierto que siempre es bueno que presentemos caras nuevas y gente joven, que son los que de verdad tienen proyectos ilusionantes”.

Asimismo, el primer edil cabaqueño es rotundo cuando se habla de cómo ha tomado su partido esta decisión. “Ellos me respetan y entienden mi postura y saben que pueden contar conmigo para lo que quieran porque siempre estaré ahí ya que quiero a mi pueblo y lo mejor para él”.

Un caso similar al de Cesáreo, pero en el Partido Popular, es el de Pilar Ferrán, actual alcaldesa de Sequeros. La que muchos consideran “mejor gestora que ha tenido el Consistorio nunca” también arroja la toalla y se marcha, aunque tan sólo cuatro años después de tomar las riendas de un Ayuntamiento que parecía destinado a la bancarrota. Las razones que han impulsado a Pilar a tomar esta decisión se explican de esta forma. “Me marcho por un motivo claro: yo entré en el Ayuntamiento con un fin, el de lograr sacar a Sequeros de la situación en la que se encontraba inmerso y a día de hoy sus cuentas están saneadas, por lo que mi objetivo está logrado”. Sin embargo, y a pesar de todo ello, a estas razones se les añaden muchas otras que Pilar cuenta así. “Quiero dejar sitio para que llegue gente joven, con ideas, ímpetu y ganas de hacer las cosas bien. Los ayuntamientos son eslabones de una cadena y tú formas parte de ella en un momento determinado pero también tienes que tener claro cuándo has de dejarlo. Y éste es mi momento. Además, yo soy de las que creo que no es bueno que un alcalde deba estar más de un legislatura, dos si me apuras porque sin querer uno se vicia. Así que para mí debería ser obligatorio que existiera un plazo determinado por ley para que nadie se aposentara y llegaran otros que continuaran con esta gestión”. A este respecto señala, “yo seguiré estando ahí para quien llegue, le podré dar buenos consejos y ayudarle si así lo precisa, porque ahora ya sé de qué va esto. Pero lo haré desde fuera de la política, porque yo más que política soy una gestora”.

Sobre si ya hay candidato que la sustituya Pilar es clara. “Sé que el partido ha buscado a una persona ya y aunque veo lógico que tras manifestarles mi intención de abandonar buscaran otro sí que esperaba que el diputado de zona se hubiera puesto en contacto conmigo por lo menos para decirme ésta es la persona que tomará el relevo”. Sin embargo, y en contra de lo que muchos piensan, Pilar Ferrán se muestra encantada con su partido, por el que se ha sentido “totalmente apoyada en todos estos años. Me han respetado y me han dejado libertad para hacer las cosas como yo he considerado oportunas y por eso les estoy muy agradecida. Agradecida y satisfecha, porque ha sido un tiempo muy positivo en el que he podido aprender muchas cosas”.