Los agricultores creen "inevitables" las protestas contra una PAC que "hace aguas"

Estiman que el recorte efectivo para España se sitúa en torno al 17 por ciento
Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA y Cooperativas Agroalimentarias no descartan movilizaciones contra la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC), y en algunos casos consideran que serán "inevitables", al entender que el planteamiento de Bruselas es "inasumible", "hace aguas" y "deja a España fuera".

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha insistido en que la propuesta agravará "aún más" la situación del campo español porque no recoge la diversidad del sector y aumenta la burocratización.

Tras considerar que es una "aberración" que la reforma no recoja la realidad productiva de España y sí aspectos medioambientales, ha confiado en que "cambie radicalmente" antes de su aprobación.

Preguntado sobre la posibilidad de salir a la calle en busca de cambios, Barato no ha descartado movilizaciones, para después puntualizar que cree que se harán.

El secretario general de COAG, Miguel López, también ha criticado que la reforma esté "hecha para el centro y el norte de Europa y no contemple la realidad española", donde el sector presenta una "grave falta de rentabilidad", al asumir unos costes del producción "del primer mundo", frente a unos precios de venta "del tercer mundo".

Recorte presupuestario del 17%
En relación con el presupuesto, ha estimado el recorte efectivo para España en torno al 17% y ha criticado que la propuesta supone "repartir hambre para todo el mundo y cargarse el tejido productivo" español.

"No tiene sentido que Europa plantee una reforma dejando a España fuera", subrayó, antes de señalar que sólo cabe "rechazarla contundentemente" y pedir que se retire. "Es un problema de Estado; tenemos un año y medio para luchar uniendo fuerzas", apuntó.

Por su parte, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha remarcado que esta propuesta de la Comisión Europea es un "ataque directo" a los agricultores productivos y las explotaciones agrarias familiares.

"Esperamos ser capaces de hacer un frente común todas las organizaciones y los gobiernos, para conseguir junto con otros países cambiarla y pedir al Parlamento Europeo que cambie esta reforma, ya que si sale adelante será un desastre", ha subrayado.

Para el presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Fernando Marcén, la reforma "hace aguas por muchos sitios". "La propuesta se ha quedado muy lejos de lo que todos esperábamos", sostuvo Marcén, quien consideró que la PAC "debería orientarse a reequilibrar la cadena alimentaria, porque hay un desequilibrio gravísimo para el sector productor y transformador", y a incentivar la producción.