Los 16 acusados del macrobotellón aceptan pagar los daños causados

Conformidad. El Ministerio Público rebajó las penas de 44 años de cárcel, al considerar los hechos constitutivos de delito, a multas por faltas. Daños. Deben indemnizar al Consistorio con 25.566 euros
E. G.

Tras casi cinco años desde que se produjera el macrobotellón, en marzo de 2006, –culminó con siete policías y un bombero heridos, una decena de jóvenes atendidos, un centenar de contenedores quemados y decenas de bares desalojados– los 16 acusados aceptaron pagar los daños y lesiones causados, por lo que se llegó a una sentencia de conformidad sin necesidad de la celebración de la vista oral.

El Ministerio Público llegó a un acuerdo con los abogados, de manera que los delitos –por los cuales se solicitaba una pena conjunta de 44 años de cárcel– quedaron reducidos a faltas, que conllevan las correspondientes multas.

Los 16 acusados congregados en la sala de lo Penal número Dos se conformaron con el acuerdo alcanzado por las partes. Los imputados reconocieron ante la juez haber sido autores (cada uno de ellos) de una falta contra el orden público, sancionada con 30 días de multa a razón de seis euros diarios; una falta de respeto a agentes de la autoridad, a 60 días de multa a razón de seis euros diarios. Además, por las faltas de lesiones, deben abonar 6 euros al día durante un mes –algunos se enfrentan a dos y tres faltas de lesiones–. Para uno de los acusados estas tres faltas se reducen de seis a tres euros al día.

Además, los 16 acusados –eran 17 los imputados pero uno de los jóvenes falleció durante el periodo de instrucción– deberán indemnizar, de manera conjunta y subsidiaria, al Ayuntamiento con 25.566,31 euros –cada uno de los imputados abonará la décimo sexta parte de la cuantía total–, a los que se añaden 3.888,73 euros para indemnizar a las personas que resultaron lesionadas en la barricada.

Aparte de estas indemnizaciones, cinco de los imputados deben pagar 6.578 euros por las lesiones causadas a un policía nacional; otros tres acusados deberán abonar a un policía local 315,28 euros. Otros tantos encausados deberán indemnizar a un policía local con 270 euros por los días de curación de las heridas. El montante de las indemnizaciones alcanza los 36.618,32 euros.

Los hechos por los cuales los jóvenes se sentaron ayer en el banquillo de los acusados sucedieron el 18 de marzo de 2006. Los conflictos comenzaron sobre las 2.20 horas, en la plaza de San Justo, donde se encontraba un grupo de jóvenes que habían quedado para organizar un macrobotellón. Según el escrito de calificación, los jóvenes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas e impedían las labores del servicio de limpieza. Se acercaron al lugar varios efectivos y nada más entrar en la plaza comenzaron los congregantes –unas 500 personas– a increparles con gritos, insultos y amenazas. En esta misma plaza, en torno a las 2.45 horas, se congregaron entre 1.500 y 2.000 jóvenes que habían incendiado contenedores. En la Gran Vía, en la calle Consuelo, Crespo Rascón, en la Plaza Mayor, plaza de Los Bandos, calle Toro, plaza del Corrillo y plaza del Ángel, también se registraron incidentes relacionados con la batalla campal.