Lorenzo vence, abre brecha, y aprovecha la caída de un desafortunado Pedrosa

El piloto español aumenta la ventaja en la clasificación general y alcanza los 38 puntos de diferencia
El piloto español de MotoGP Jorge Lorenzo (Yamaha) ha conseguido la victoria en el Gran Premio de San Marino, disputado este domingo sobre el circuito de Misano, tras una accidentada salida que perjudicó al español Dani Pedrosa (Honda), que se fue al suelo en la primera vuelta, dejando en bandeja la victoria al mallorquín, que cruzó la meta primero por delante del italiano Valentino Rossi (Ducati), segundo, y del español Álvaro Bautista (Honda), tercero.

Con el cero de Pedrosa, Lorenzo aumenta la ventaja en la general y alcanza los 38 puntos de diferencia, recuperando así aquellos 25 que perdiera en Assen cuando Bautista le mandó al suelo. Por su parte, el piloto catalán rompe la racha de dos victorias consecutivas y recibe un duro golpe de cara a sus aspiraciones a conquistar, por primera vez, el Mundial de MotoGP.

Y es que, con todo a favor partiendo desde la 'pole', se preveía una buena carrera para un Pedrosa que venía en la cresta de la ola tras las victorias en Brno e Indianápolis. Sin embargo, el catalán no contaba con la accidentada salida en Misano. Justo cuando el semáforo debía ponerse en verde, el checo Karel Abraham (Ducati) levantaba la mano y Dirección de Carrera frenaba la salida.

En ese momento, los pilotos, desconcertados, debían asegurarse que sus motos no se pararan y que sus neumáticos no se enfriaran, situación que no pudo evitar Pedrosa, que tuvo que sacar su Honda de la parrilla para solucionar el problema. De nuevo en pista y ya desde la 'pole', comenzaba de nuevo el 'warm up' y ahí, el motor del catalán volvía a fallar haciéndole llegar por detrás del coche de seguridad, lo que le obligaba a partir desde la última posición de la parrilla.

Por segunda vez, y tal y como pasara también en Moto2, la carrera volvía a empezar, esta vez con Lorenzo en la primera posición tras el incidente de su rival. Así, el mallorquín salía perfecto, al igual que Rossi que, en su casa y con ganas de hacer algo grande por su amigo Marco Simoncelli, se colocaba segundo. Mientras, Pedrosa apretaba el puño con el único objetivo de recuperar las posiciones perdidas.

Sin embargo, y para completar su nefasto domingo, el piloto veía como en plena remontada su compañero y amigo Héctor Barberá (Ducati) le tocaba por detrás y ambos se iban al suelo, sin ni siquiera haber cruzado la línea de meta por primera vez. Con Pedrosa en el suelo, la victoria quedaba servida en bandeja para Lorenzo.

LORENZO VENCE, ROSSI EMOCIONA Y BAUTISTA CONSIGUE SU PRIMER PODIO.

Con la victoria decidida para el piloto mallorquín, sólo un fallo suyo le dejaría sin la corona en Misano. Así, era el podio lo que quedaba por repartir y ahí Rossi no estaba dispuesto a ceder el segundo puesto. Con una moto claramente por debajo, el de Urbino, a 15 kilómetros de este circuito, sorprendía a todos y recordaba sobre su Ducati al nueve veces campeón del mundo.

Mientras, el británico Carl Crutchlow se iba al suelo y era el alemán Stefan Bradl (Honda) quien recogía el testigo de la tercera posición. Sin embargo, a la fiesta se unió Bautista que, primero se deshizo de Andrea Dovizioso (Yamaha), y después adelantaba al germano para acariciar la tercera posición del podio.

Tras la accidentada carrera, poca historia tendría el final de una carrera que dio por terminada Lorenzo al cruzar la meta primero, justo por delante de Rossi, que se aupó al segundo cajón del podio, y de Bautista, quien finalmente se impuso a Dovizioso por tan sólo tres milésimas, para lograr así su primer podio en la categoría reina.

En cuanto al resto de españoles, con Pedrosa y Barberá fuera de carrera, Aleix Espargaró (ART) corrió la misma suerte y se fue al suelo, mientras que David Salom (BQR) terminó último y suma un punto al ser decimoquinto.