Lorenzo Silva reconoce que la SGAE es "una casa difícil"

El escritor madrileño Lorenzo Silva ha reconocido que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es "una casa difícil" con "un equilibrio muy complicado" en un país en el que los derechos de autor generan riqueza per no se protegen adecuadamente.

"Este país ni protege ni ampara unos derechos que están reconocidos por la ley. Me parece una situación escandalosa y hay que decirlo con esta claridad", ha afirmado rotundo el escritor un día después de la destitución de Antón Reixa como presidente de la entidad de gestión de los derechos de autor.

 

 

Silva aboga por "defender con firmeza" la propiedad intelectual "sin mala conciencia", aunque reconoce que la SGAE ha actuado con "prepotencia" en algunas ocasiones.

 

 

"Soy socio de la SGAE, una casa que ha cometido muchos errores en la gestión pasada y tiene que olvidarse de los tiempos en los que actuó con prepotencia, pero es una entidad para defender derechos legítimos de personas que generan riqueza con su trabajo, y eso hay que defenderlo", ha argumentado el ganador en dos ocasiones del premio Planeta de literatura antes de impartir una conferencia en el campus de verano de la Universidad Complutense en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial.

 

 

Silva también ha admitido que Reixa "tenía una papeleta difícil" tras la polémica etapa de Teddy Bautista al frente de la SGAE, por el "equilibrio complicado" entre "romper a marras" con el pasado "improcedente" y la necesidad de "reivindicar el valor" de los derechos de autor.

 

 

"No soy enemigo ni de la cultura libre ni del derecho a la cultura, pero eso no está reñido con el trabajo de la gente que se gana honradamente la vida", según el autor de 'El alquimista impaciente', que ha señalado como beneficiarios de la 'piratería' intelectual a los paraísos fiscales y a la gente "que trabaja en la economía sumergida sin pagar impuestos", ha dicho.