Lorenzo logra su séptima victoria y se distancia más aún en el campeonato

DE RÉCORD. El piloto mallorquín iguala a Giancomo Agostini y a Michael Doohan en el número de podios consecutivos en un mismo año.
EFE

El español Jorge Lorenzo sumó en el Gran Premio de la República Checa de MotoGP, que se disputó en el circuito de Brno, su séptima victoria de la temporada y la quincuagésima de España en la categoría reina del motociclismo mundial.

Con esta séptima victoria de la temporada y los nueve podios consecutivos, Jorge Lorenzo se ha igualado en la tabla de las estadísticas con dos mitos de la talla del italiano Giacomo Agostini y el australiano Michael Doohan en la secuencia de podios conseguidos en una misma temporada, además de batir el récord de victorias en una misma temporada en la categoría reina de un piloto español, que tenía Álex Crivillé, con seis, desde 1999, cuando se proclamó campeón del mundo.

Una vez más, el más rápido en el momento de la salida fue Dani Pedrosa. Sin embargo, Jorge Lorenzo sabía perfectamente que si dejaba que el catalán comenzara a tirar se escaparía irremediablemente y luego sería muy complicado alcanzarlo, por lo que decidió pasar al ataque cuanto antes. Así, antes de cumplirse el primer giro, tanto Jorge Lorenzo como Ben Spies aprovecharon la oportunidad para superar al piloto de Honda, que se mantuvo tras su estela a la espera de acontecimientos, sabedor de que el estadounidense no podía ser rival para él.

En la segunda vuelta Pedrosa dio buena cuenta de Ben Spies e intentó colocarse tras la estela de Jorge Lorenzo a ritmo de vuelta rápida, pero el piloto de Yamaha también supo replicar sus acciones con la misma intensidad. Poco a poco Jorge Lorenzo fue ganando en intensidad y logró abrir un hueco respecto a Dani Pedrosa de poco más de un segundo, aunque el piloto de Honda no desistió nunca en su empeño de intentar neutralizar a su rival.

El tercero en el podio acabó siendo el australiano Casey Stoner, quien no tuvo demasiados problemas para doblegar al estadounidense Ben Spies, cuarto al final de las 22 vueltas.

Héctor Barberá acabó en novena posición, mientras que Álvaro Bautista se fue al suelo a dos vueltas del final cuando era undécimo.