López Cobos, Martín y Gourlay dirigirán siete de los 20 programas de la OSCyL, con obras de Palomo y Colomina

Jordi Gimeno, atento a las palabras grabadas por Gourlay. TRIBUNA

Además de Petrenko, con quien ya se ha hablado para la temporada 2015/16, vuelve al podio el francés Lionel Bringuier, último titular de la OSCyL y que, según Gimeno, protagonizará uno de los "platos fuertes" de la temporada.

El director emérito de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León -OSCyL-, el zamorano Jesús López Cobos, y los dos principales directores invitados, Jaime Martín y Andrew Gourlay, dirigirán siete de los 20 programas que conforman la temporada de abono 2014/2015, en la que bajo el lema 'Crecemos Contigo' se estrenarán sendas obras de Lorenzo Palomo y Óscar Colomina.

 

Así lo ha detallado este viernes el director técnico de la OSCyL, Jordi Gimeno, durante la presentación de la nueva temporada, en la que Vasili Petrenko, que ha tenido una "presencia importantísima", cede su lugar como batuta invitada al joven de ascendencia rusa nacido en Jamaica Andrew Gourlay, decisión enmarcada en un "relevo generacional", mientras que López Cobos, con tres programas, se convierte en el de mayor presencia en el Auditorio Miguel Delibes.

En sendos vídeos, Gourlay se ha mostrado satisfecho con sus nuevas responsabilidades en la OSCyL, una orquesta "muy especial" por la versatilidad de los músicos, su sentido del estilo y su "pasión" y con la que podrá afrontar "magníficos proyectos", y López Cobos ha destacado el carácter "ecléctico" de una temporada que programa "obras fundamentales" de mano de batutas "de alta guardia y jóvenes hornadas".

Además de Petrenko, con quien ya se ha hablado para la temporada 2015/16, vuelve al podio el francés Lionel Bringuier, último titular de la OSCyL y que, según Gimeno, protagonizará uno de los "platos fuertes" de la temporada: el noveno concierto de abono, en febrero, con la Sinfonía nº2 de Gustav Mahler y la participación del Coro Nacional de España, la mezzosoprano Charlotte Hellekant y la soprano Vanessa Goikoetxea.

Sin director titular de momento, elección en la que se trabaja con el asesoramiento de López Cobos, la Sinfónica de Castilla y León abrirá su nueva temporada con el cántabro Jaime Martín, quien en su segundo año como principal invitado dirige, el 25 de septiembre, un repertorio que reunirá al pianista Paul Lewis y al Coro de Voces Femeninas de Castilla y León en torno al Concierto para Piano nº1 de Brahms y 'Los Planetas' de Gustav Holst.

El 17 de octubre el norteamericano Erik Nielsen se pone al frente de la OSCyL para, junto a la mezzo Katarina Karnéus, interpretar el Lied 'Der Waldtaube' de Arnold Schoenberg, 'La Muerte de Cleopatra' de Berlioz y 'Variaciones Enigma' de Elgar, mientras que el 13 de noviembre el austriaco Leopold Hager guía a la OSCyL en su camino por la Sinfonía nº8 de Bruckner, "una de las grandes obras maestras del sinfonismo romántico".

El joven venezolano Ilyich Rivas, que con 19 años debutó con la Royal Liverpool Philarmonic, estará el 20 y 21 de noviembre en Valladolid para conducir el cuarto concierto de abono, en el que se interpretará el 'Scherzo Capriccioso' de Dvorak, el Concierto para Violonchelo nº2 de Shostakovich junto al chelista Steven Isserlis y la Sinfonía nº2 de Rachmaninov mientras que la flautista Clara Andrada, en residencia en el Centro Cultural Miguel Delibes (CCMD), arropará a Gourlay en su primera cita de la temporada, en la que interpretarán la 'Obertura Helios' de Carl Nielsen y los 'Cuatro interludios Marinos' de Britten.

VUELVEN PONS, SUZUKI, NIKOLIC, MENA E INBAL

Josep Pons cambia la 9º Sinfonía de Malher, obra que ha dirigido en la temporada 2013/14, por la ópera en versión concierto 'El Castillo de Barbazul' de Bartók, en la que intervendrán el barítono Robert Bork y la mezzo Sara Fulgoni el 18 y 20 de diciembre, mientras que, ya en 2015, Gourlay vuelve para dirigir el Concierto para Orquesta de Bartók y la Sinfonía nº12 de Shostakovich el 16 y 17 de enero.

El japonés Masaaki Suzuki, "gran historicista" y conocido del público del ciclo de Música Antigua del Miguel Delibes, en el que ha participado esta temporada, cambia a Bach por un viaje por el clasicismo y el primer romanticismo, el 22 y 23 de enero, de mano de 'Las Hébridas' de Mendelssohn, La Sinfonía Concertante para Viola y Violín de Mozart y la Segunda Sinfonía de Beethoven.

Tras el ya mencionado concierto de Bringuier, el 13 y 14 de febrero López Cobos afronta un nuevo concierto homenaje al abonado, que en esta ocasión cambia su formato para, como hiciera a lo largo de sus años como titular en Cincinnati, acercar los músicos de la OSCyL a su público y mostrar "todo su potencial", y el 20 y 21 del mismo mes protagoniza un programa dedicado a Richard Strauss junto al trompa Radovan Vlatkovic.

El contrabajo de la OSCyL Miroslaw Kasperek será solista, bajo la batuta de Guillermo García Calvo, en sendas jornadas, el 19 y 20 de marzo, dedicadas íntegramente a la música española de mano del estreno absoluto de 'Humoresca para Contrabajo y Orquesta' de Lorenzo Palomo, 'La Procesión del Rocío' de Joaquín Turina, Interludio y danza de 'La Vida Breve' de Falla y 'Tiento de primer tono y Batalla Imperial' de Cristóbal Halffter.

El maestro brasileño de origen ruso Isaac Karabtchevsky lidera a la Bilbao Orkestra Sinfonikoa, que el 27 y 28 de marzo devuelve la visita hecha esta temporada por la OSCyL con un programa conformado por 'Los Esclavos Felices' de Arriaga, el Concierto para Piano nº9 de Mozart y la sinfonía nº19 de Dvorák, mientras que el serbio Gordan Nikolic vuelve a Valladolid para abordar, como violinista y director, el Triple Concierto y la Octava Sinfonía de Beethoven acompañado por los españoles Iván Martín, músico en residencia en el CCMD, y Asier Polo.

En su afán por "apoyar" a las jóvenes promesas, según ha incidido Gimeno, Nikolaj Znaider se pondrá el 24 y 25 de abril al frente de la OSCyL para abordar el decimoquinto programa de la temporada, conformado por la Sinfonía nº5 del finés Sibelius y 'Así habló Zaratustra', de Richard Strauss; el testigo lo cogerá, el 7 y 8 de mayo, Jaime Martín, quien en su segunda aparición en Valladolid estrenará la segunda obra encargada por la OSCyL, esta vez de Óscar Colomina, así como el Concierto para violín de Brahms junto a Vilde Fran, y una selección del ballet 'Romeo y Julieta' de Prokofiev.

El alavés Juanjo Mena dirigirá el 21 y 22 de mayo a la Sinfónica regional en su interpretación de 'Harold en Italia', de Berlioz, y de 'Pelleas und Melinsande' la primera obra orquestal de Schoenberg y con la que se cuela de nuevo en la temporada 14/15, mientras que López Cobos vuelve a Valladolid el 29 y 30 de mayo con el arpa Xavier de Maistre para viajar a las Américas de mano de Gershiwn y su 'Obertura Cubana', las 'Impresiones Brasileñas' de Respighi, el Concierto para Arpa y Orquesta del argentino Ginastera y las danzas sinfónicas de 'West Side Story' de Bernstein.

El penúltimo concierto de la temporada, el 11 y 12 de junio, acercará a Valladolid al director Kazuki Yamada, que afrontará el Concierto para Piano nº2 de Rachmaninov y al ballet 'El Pájaro de Fuego' de Stravinski con la OSCyL y la pianista Khatia Buniatishvili mientras que el israelí Eliahu Inbal, que también regresa al CCMD, cerrará la temporada con la Sinfonía nº7 de Gustav Mahler.

LOS ABONOS

La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, quien ha destacado el incremento de abonados de la OSCyL en el último año (4,85 por ciento) y en los últimos tres años (13 por ciento), ha asegurado que el precio de los abonos se mantiene en la temporada 14/15 pese al incremento en un programa.

Se mantienen todos los abonos existentes: Temporada, Bienvenida, Espectacular, Sábado, 7/17 y Proximidad. En este sentido, la consejera ha precisado que a los abonados de Bienvenida se les facilitará material de apoyo previo a las charlas que preceden al concierto mientras que a los de Proximidad se les darán archivos de audio y vídeo.

La propuesta de Proximidad, que se enmarca en su afán de "catalizar" la actividad sinfónica de la Comunidad a través de su apertura a otras provincias, según García, aglutina a 18 poblaciones a través de ocho rutas, cifra que refleja un crecimiento del 82 por ciento en los últimos tres años.