‘Loci et imagines’ deja huella

El Cielo de Salamanca (Foto:F.Rivas)

La exposición ha permitido la restauración de distintas obras, y algunas, hasta ahora sin acceso público, permanecerán a la vista de la sociedad

La exposición ‘Loci et imagines / Lugares e imágenes. 800 años de patrimonio de la Universidad de Salamanca’ ha llegado a su fin después de medio año y dejará a la institución académica “un legado permanente”.

 

Esta muestra,  en la que se ha exhibido “por primera vez” el patrimonio conjunto de la USAL, ha permitido renovar el inventario de bienes de la entidad, que no se actualizaba desde el año 1993.

 

Además, quedará como parte del “legado” de la exposición un catálogo en español e inglés, la rehabilitación y restauración de algunas piezas y una visita virtual,  que permitirá ya de manera permanente contemplar y divulgar el patrimonio histórico de la USAL.

 

En cuanto a las mejoras en algunas obras, se han restaurado “con motivo de la exposición y con medios económicos no excesivos”, retratos de óleos como los de los monarcas Felipe IV, Felipe V, Carlos III, Alfonso XIII, el fundador Alfonso IX de León y una figura de “los colegiales”.

 

Estas actuaciones quedarán para el futuro, han explicado el director de la Oficina del Octavo Centenario de la Universidad de Salamanca (USAL), Carlos Palomeque, y el vicerrector de Economía, Ricardo López.

 

Asimismo, algunas obras expuestas para la ocasión, que permanecían hasta el momento ajenas a las visitas de aficionados al arte, quedarán expuestas de manera permanente, como las sinopias, que se encuentran actualmente en la USAL con “custodia judicial”.

 

Esto será posible después de la celebración de una exposición,  ‘Loci et imagines / Lugares e imágenes. 800 años de patrimonio de la Universidad de Salamanca’ , que se ha podido ver en el Patio de Escuelas, el Cielo de Salamanca y la Hospedería Fonseca.

 

Por ella han pasado unas 10.000 personas a través de la venta directa de entradas y que llegan hasta las 34.000 si se suman aquellas que hicieron uso del pase conjunto para ver el Edificio Histórico y la muestra, ha detallado Ricardo López.

 

‘LOCI ET IMAGINES’

 

En sus distintas dependencias se han podido ver ocho siglos de historia y ocho siglos de arte gracias a un mobiliario, retratos, manuscritos, esculturas, partituras musicales y otros útiles que han servido a alumnos, profesores o personal en algún momento de la dilatada historia de la Universidad de Salamanca.

 

 

Enmarcada en los actos de conmemoración en 2018 del octavo centenario del estudio salmantino, ‘Loci et imagines / Lugares e imágenes. 800 años de patrimonio de la Universidad de Salamanca’ ha recogido todo el patrimonio histórico y artístico de la Universidad de Salamanca, “debidamente contextualizado en su época”. 

 

SEIS SECCIONES

 

La exposición ha invitado a conocer una serie de planos del primer campus universitario y las primeras fotografías recogidas en la Universidad, en el siglo XIX, dentro del primer capítulo, ‘La Ciudad del Saber’.

 

 

En el segundo se ha podido admirar lo que se conserva del llamado Cielo de Salamanca, la bóveda pintada por Fernando Gallego en el siglo XV, al que se han añadido las sinopias (dibujos que el artista realizaba sobre el enlucido del muro como preparación de las pinturas) de las constelaciones de Leo y Centauro.

 

 

En el tercer capítulo, ciencia y cultura han caminado de la mano con una introducción a la Biblioteca General Histórica. Se ha podido disfrutar, además, de los retratos de la Galería Real con las imágenes desde Felipe II hasta la actualidad.

 

 

El quinto capítulo ha tratado sobre los colegios mayores, “muy vinculados a la Universidad, sobre todo durante la Edad Moderna, al ser los lugares donde vivieron sus estudiantes”. Fundados por personalidades, en ellos se formó la elite que ocupó los principales cargos civiles y religiosos.

 

 

El último capítulo ha recogido el material foto-litográfico encargado en 1877 por la Universidad para conmemorar la visita de Alfonso XII y ha incluido el álbum destinado a la exposición universal de París de 1878.