Lo que un apretón de manos puede decir de tu salud

Manos

Hay detalles en la manera en la que se ejecuta un apretón de manos que pueden revelar tu estado de salud. Así se demuestra en un estudio publicado por la revista 'Lancet'.

Un apretón de manos puede decir mucho sobre una persona, si se produce ya denota cortesía, pero además si es fuerte dicen que podría ser señal de seguridad, sin embargo si es blando se relaciona con una persona de carácter pasivo. Pero más allá de la lectura emocional que puede realizarse de esta forma de saludo, hay detalles en la manera en la que se ejecuta el apretón de manos que puede revelar tu estado de salud.

 

Al menos eso es lo que afirman haber detectado investigadores de la Universidad de MacMaster, en Hamilton, Ontario (Canadá), quienes señalan que la firmeza del apretón de la mano es mejor que la presión arterial a la hora de evaluar su salud y la reducción de la fuerza muscular, medida por el agarre, está vinculada consistentemente con la muerte temprana, la discapacidad y la enfermedad, según han detectado

 

"La fuerza de prensión podría ser una prueba fácil y de bajo costo para evaluar el riesgo de un individuo de muerte y enfermedad cardiovascular", afirma el investigador principal, Darryl Leong, profesor asistente de Medicina de la Escuela de Medicina de McMaster y cardiólogo del hospital.

 

"Los médicos u otros profesionales de la salud pueden medir la fuerza de agarre para identificar a pacientes con enfermedades graves, como insuficiencia cardiaca o ictus que están en alto riesgo de morir a causa de su enfermedad", añade este autor del trabajo, que se detalla en un artículo publicado en 'The Lancet'.

 

LA FUERZA DEL APRETÓN DE MANOS SE MIDIO CON UN DINAMÓMETRO

 

El análisis siguió a casi 140.000 adultos de entre 35 y 70 años durante más de cuatro años en 17 países, cuya fuerza muscular se midió utilizando un dinamómetro. Los investigadores encontraron que por cada disminución de cinco kilogramos de la fuerza de agarre, había un aumento de uno de seis del riesgo de muerte por cualquier causa o un 17 por ciento más de riesgo de muerte por enfermedades del corazón, bien por accidente cerebrovascular o trastornos no cardiovasculares.

 

Estas asociaciones con la fuerza de agarre no se explican por diferencias de edad, sexo, nivel de estudios, situación laboral, actividad física, consumo de tabaco y alcohol, dieta, índice de masa corporal, relación cintura-cadera u otras patologías como la diabetes, la hipertensión, el cáncer, enfermedad de la arteria coronaria, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, derrame cerebral o insuficiencia cardiaca, así como la riqueza de su país.

 

La fuerza de agarre saludable no depende del tamaño y peso de la persona y en este estudio pareció variar con el origen étnico, por lo que es necesario realizar más análisis para identificar los puntos de corte para la fuerza de prensión saludable en personas de diferentes países. Leong agregó que se necesita más investigación para determinar si los esfuerzos para mejorar la fuerza muscular es probable que reduzcan el riesgo de un individuo de la muerte y la enfermedad cardiovascular.

 

APRETÓN DE MANOS Y EL ENVEJECIMIENTO

 

Un estudio publicado el pasado año en 'Plos One', investigadores del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) mostraban que el apretón de manos se corresponde con otros marcadores de envejecimiento de la población como la mortalidad, la discapacidad, el deterioro cognitivo y la capacidad de recuperarse de las estancias hospitalarias.

 

Para su nueva investigación, analizaron las conclusiones de más de 50 estudios publicados que se centran en personas de todas las edades en todo el mundo. "La fuerza de agarre de la mano es fácil de medir y ahora se puede encontrar en muchos de los estudios más importantes sobre el envejecimiento en todo el mundo datos sobre la fuerza de la presión manual", señalaba Warren Sanderson uno de los investigadores.

 

La medición de la edad simplemente por el número de años de la gente no tiene en cuenta correctamente las variaciones en el proceso de envejecimiento. Al usar nuevos enfoques basados en características como la de este trabajo, una prueba física de presión manual, los expertos pueden identificar las diferencias en el proceso de envejecimiento entre grupos de población que no pueden hacerse evidentes de otro modo.