“Lo que más preocupa al sector es que está arruinado”

Salamanca acogió el IV Foro de la Asociación de Veterinarios para analizar una actividad económica en crisis

Lo que más preocupa al sector del ibérico es que está arruinado porque el crecimiento del sector vinculado a la construcción cuando se ganaba dinero creció mucho, se masificó y ahora estamos pagando las consecuencias por ese exceso de producción, a lo que hay que sumar la escasez de materia prima derivada del elevado precio de los costes de producción. Este hecho hace que la viabilidad de una explotación dé un margen negativo”.

Así definió Javier Llamazares García, presidente de unas jornadas celebradas en Salamanca para analizar los motivos y el futuro de un sector en crisis como el ibérico.

Por ello, el Palacio de Congresos y Exposiciones de Salamanca acogió la celebración del IV Foro de la Asociación Nacional de Veterinarios de Porcino Ibérico (Anvepi) ya que la provincia es la zona con más relevancia en este sector con la industria de Guijuelo, y que en sus tres ediciones pasadas se había celebrado en Córdoba, Cáceres y Talavera. “Hemos buscado las zonas de España donde más cerdos se sacrifican para celebran un foro con el que antes no contaba el sector”, señaló Llamazares.

Respecto al futuro del sector, éste no termina de arrancar porque al tratarse de un producto vinculado al lujo (jamón ibérico de bellota, por ejemplo), “la gente es reacia a consumir y es muy importante recuperar este baremos y estabilizar la producción porque es muy reducida y cualquier empresa que entre en crisis o entre en concurso de acreedores (el último caso ha sido en Zafra), lleva el nerviosismo al sector y hace que los precios caigan”, señala el presidente de este congreso.

Para recuperar el consumo, según Javier Llamazares, “existe desinformación porque al productor le pagan por lo que produce y luego está el que etiqueta que es el que pone el apellido aunque no quiera decir que es el que más defrauda, pero al ganadero le pagan por lo que es y hay mucha confusión”.

Guijuelo, la que más animales mata de España
No hay duda de que la industria de Guijuelo es la que más peso tiene en el ibérico en el conjunto nacional y por ello las empresas “están también tocadas al encontrarse con un problema de financiación externa y hoy día conseguir crédito es muy complicado”, afirma.

La Norma de Calidad del ibérico fue otro de los temas analizados, y según Llamazares: “Hay mucha gente en contra de esta norma y se está intentando buscar una solución que no contenta a todos porque está el cerdo ibérico clásico y las empresas que hacen cerdo cruzado de pienso que supone un menor coste, pero no se puede dar gato por liebre”.

Por último, en cuanto a la sanidad animal, el extensivo es más difícil de controlar aunque el Aujezsky ya tiene un control mucho mayor y con las madres reproductoras este nivel se encuentra igual que en el blanco.