Lo que mal acaba... peor empieza

La mesa de ovino continúa con sus abismales diferencias entre productores y compradores en la fijación del precio

La llegada del nuevo año, 2012, no ha aplacado el ánimo de los profesionales de la Lonja Provincial y menos a los de la mesa de ovino, que continúan por los mismos derroteros que en el pasado y dejan a las claras las abismales diferencias de un sector condenado a no entendese.

Y así ha sido una semana más; la mesa de ovino la volvió a liar, especialmente en la cotización del sector comprador, que se desmarcó con unas peticiones de hasta 1,60 euros de bajada para los lechazos, para dejarlos a un precio de 44 euros los de hasta 11 kilogramos. "Los lechazos ya no valen nada de nada y con la llegada del nuevo año han bajado el precio más", señalaban los compradores.

Esta petición contrasta, y mucho, de la solicitada por la parte ganadera que también reconoció que los lechazos debían bajar, pero entre 0,50 y 0,60 euros porque después de la Navidad ya es una 'tradición'. La decisión final del presidente de la mesa fue la de bajar 0,80 euros todas las categorías, para un valor de 4,80 euros el kilo los de hasta 11 kilogramos; 4,49 euros para los de 11 a 13; y 3,30 euros para la última categoría.

Además, los corderos, de más peso, también disminuyeron su valor en 0,50 euros todas las categorías.

El cereal, en calma
Por su parte, la mesa de cereales sigue en su buena línea, sin que sirva de precedente, y mantuvo un acuerdo más o menos razonable en la cotización de los diferentes cultivos con ascensos de entre 1 y 2 euros. Así, el trigo panificable, el trigo para pienso, la cebada, la avena y el centeno se abonaron al euro de subida, mientras que el maíz hizo lo propio peros dos euros por tonelada. La paja también subió tres euros.

Peor cuerte corrieron el garbanzo y la lenteja con un descenso de 10 euros por tonelada.

El porcino, un poco más de acuerdo
Por último, la mesa de porcino vivió la llegada del nuevo año un poco más tranquila y con un mayor acercamiento de las posturas entre ganaderos e industriales. Así, el ibérico repitió las categorías de bellota, recebo y las dos de pienso con una opinión mayoritaria, mientras que los lechones aumentaron 0,05 euros mientras que el tostón ha iniciado ya su tendencia a la baja con cinco euros menos.

Por su parte, el blanco cotizó a la baja 0,02 euros las tres categorías y las cerdas, con una bajada de los tostones de 4 euros, lógica después de la Navidad.