Lluvia de trofeos para los tres rejoneadores en el final de Feria

Toro 1 %2868%29 detail
Ver album

Los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Lea Vicens han cerrado este miércoles la puerta grande en la sexta y última corrida de la feria taurina de la Virgen de la Vega, en el que se han repartido siete trofeos.

FICHA TÉCNICA

 

Plaza de La GlorietaSalamanca. Última de la Feria 2016. Tres cuartos de entrada. Toros de Herederos de Sánchez y Sánchez, el cuarto sobrero.

 

Hermoso de Mendoza, dos orejas y ovación.

 

Sergio Galán, oreja y oreja.

 

Lea Vicens, dos orejas y oreja.

Llegaba la sexta y última corrida de la Feria Taurina de Salamanca 2016 y lo hacía con la ya habitual corrida de rejones. Seis toros despuntados de los Hermanos Sánchez y Sánchez para los caballeros rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Lea Vicens. Sin duda la mejor entrada de la feria, en los tendidos alrededor de 8.000 personas, tres cuartos de plaza llena ansiosos por ver una cuadra espectacular.

 

En primer lugar lidió el navarro. Cuajó una espectacular faena Flor de Lis, al que enceló mucho y toreó de forma sublima con todas sus monturas, demostrando una gran superioridad. Destacó a lomos de 'Donatelli', llevádolo cosido a la cola de la cabalgadura en varias vueltas pegado a las tablas. Siempre con bonitos remates. Después, Hermoso de Mendoza provocó el delirio de los asistentes con ajustadas piruetas en la cara del toro para concluir con una faena cumbre y sublime, premiada con las dos orejas. No tuvo tanta suerte con el cuarto de la tarde. 'Zapatero' de nombre de 465 kilos al que paró de salida con Zelador para seguidamente sacar a su caballo estrella, Disparate, poderoso en todos los terrenos y con una torería abrumadora formó un lío con su ya conocido repertorio. Emborronó la faena al no estar acertado con el rejón de muerte.

 

Hermoso de Mendoza en La Glorieta (Fotos: De de la Peña)

 

El segundo que salió de chiiqueros le tocó en suerte a Sergio Galán. Toro parado y sin ritmo con el que el rejoneador lo intentó todo. Fue todo disposición en una faena que no llegó a calar en los tendidos. Montando a 'Titán' realizó varios quiebros en solitario por la poca movilidad de su oponente. El rejonazo le valió un trofeo. En el segundo de su lote, que hacía quinto de la tarde el caballero se enfrentó a 'Jabalino'. Toro con nobleza y no mucho recorrido con el que alcanzó la cima montando a 'Apolo', bellísimo animal de capa perla que realizó varios ejercicios de alta escuela en la cara del toro y con el que Sergio puso dos pares a dos manos memorables. Rejón que le dió la llave para abrir la Puerta Grande de La Glorieta.

 

Sergio Galán paseando un apéndice a uno de sus toros

 

Hizo su presentación la francesa, Lea Vicens, que finalmente se proclamó triunfadora de la tarde. Dejó patente su clasicismo, gran asiento sobre la montura y el gran momento que atraviesa su cuadra. Sobre 'Diluvio', 'Gacela' y 'Basura' dió un recital de toreo de poder a poder clavando banderillas al sesgo y con grandes quiebros, rematando con esa habilidad que posee para el rejón de muerte. Cortó tres apéndices.

 

La francesa Lea Vicens fue la triunfadora de la tarde

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: