Llamazares critica que se aplique a Carromero un "Código venial", mientras Gallardón propone la prisión permanente

El PNV avisa de que el trato concedido al dirigente de NNGG sienta un precedente que pone en riesgo convenios internacionales


MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Justicia del grupo parlamentario de la Izquierda Plural en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha censurado la concesión del tercer grado penitenciario al dirigente de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, condenado en Cuba por el homicidio del opositor Oswaldo Payá. A su juicio, mientras el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, propone la inclusión de la prisión permanente revisable en el Código Penal, al dirigente del PP se le aplica un "Código venial".

Carromero fue condenado a cuatro años de cárcel en Cuba, pero en virtud de un convenio bilateral, ingresó el pasado 29 de diciembre en la prisión de Segovia para cumplir allí su condena. Trece días después se le ha concedido el tercer grado y ya no volverá a pisar el centro segoviano puesto que a partir de ahora dependerá de un Centro de Inserción Social (CIS) de la Comunidad de Madrid, donde continuará con su empleo.

Llamazares ha utilizado su cuenta de 'Twitter' para criticar lo que considera un trato de favor al dirigente de las juventudes 'populares' y recordar que en este momento hay "más de 2.500 compatriotas" que "siguen esperando para cumplir su pena en España", y "envidian la agilidad del Gobierno" y el "nuevo tercer grado" concedido a Carromero.

El diputado de IU ha publicado varios mensajes, recogidos por Europa Press, presentando a modo de cuento lo ocurrido con Carromero. "No cumplida la octava parte de la pena impuesta, por el delito de homicidio por imprudencia, el eximio dirigente popular salió en libertad", comienza la narración.

EL "PRÍNCIPE GALLARDÓN"

Después, Llamazares recuerda que, antes "los cumplimientos de pena en España tardaban en gestionarse más de un año y el tercer grado venía a continuación del segundo" pero que, con Carromero, "llegó un tercer grado extra que permitiría no dormir en la cárcel", es decir, agrega "la semi libertad con control telemático".

"Todo ello a pesar de gobernar entonces el príncipe Gallardón, partidario del populismo penal y de penas como la prisión permanente revisable. Parece un bello cuento de hadas y príncipes, pero no es otra cosa que el Código venial para los propios y el penal para los demás. Colorín", concluye el diputado de la federación de izquierdas.

También el portavoz del PNV en la Comisión de Justicia del Congreso, Emilio Olabarria, considera que Carromero accede a beneficios penitenciarios "con una rapidez inusual" y ha acusado a determinados dirigentes del PP de "presionar" a la Justicia en este caso.

PRESIONES AL MINISTERIO

El diputado nacionalista vasco pero ha pedido que se respete escrupulosamente la legalidad para no sentar "precedentes" que puedan traer consigo la revocación de convenios internacionales como en el que se ha aplicado en el caso de Carromero.

Además, ha acusado a determinados dirigentes de PP de haber "presionado" a la Justicia para que el dirigente de Nuevas Generaciones acceda con "suma urgencia" a beneficios penitenciarios. "No se debe presionar a la Administración de Justicia", ha sentenciado el diputado.