Lío en el inicio: Neftalí se presenta y lo despiden

SORPRESA. El medio, que no ha recibido notificación de la rescisión de su contrato, aparece en la primera sesión y el club le da una carta de despido
D. G.

P ara empezar, sorpresa. Antonio Cazalilla se encontró en su primera sesión de entrenamiento con un viejo conocido, de nombre Neftalí Suescun. El jugador, que según el club no tiene contrato porque éste quedó rescindido el pasado 31 de mayo, no ha recibido notificación alguna de su baja y, al entender que su contrato sigue vigente, se personó ayer en el Municipal dispuesto a entrenar. Pero no le dejaron ni cambiarse de ropa. Nada más verle aparecer, el club, representado por el presidente Jorge Hernández y por el secretario técnico Álex Cabo, le entregó en mano una carta de despido. Nada más.
“Yo creía que las personas iban de cara, pero me siento engañado y traicionado. No están jugando sólo conmigo, también con una familia que llevo detrás”, argumenta el jugador, que ya ha puesto el asunto en manos de sus abogados y se está asesorando a través de la AFE. Por cierto, que el club ya sabe que el ex portero Wilfred ha presentado una reclamación ante este organismo por impago de una cantidad cercana a los 2.000 euros. No es una denuncia en sí, puesto que el ya portero del Mirandés tiene un talón para cobrar antes del 31.

Pero volviendo al asunto de Neftalí, el jugador no entiende por qué el Guijuelo habla de la rescisión de su contrato el pasado 31 de mayo: “Yo no he firmado ninguna baja del contrato. Sí firmé mi baja de la Seguridad Social, pero lo hicimos todos los jugadores”, apunta el jugador, que incide en su idea de reclamar el año de contrato que le queda: “Tengo un año más y es mío. Nunca me había pasado nada igual. Me he portado bien con el club, pero ellos conmigo no”, sentencia.

Ajenos a todo este asunto, los que iban a ser compañeros de Neftalí se ejercitaron en doble sesión. La matutina, con más carga física en los alrededores del Municipal y la vespertina, en las instalaciones de Golf Villa Mayor, con más presencia del balón. Cazalilla contó con la presencia de todas las incorporaciones para la nueva temporada, incluido el rumano Alin, que estará a prueba. También estuvo en el primer día de trabajo Piojo, con quien el club no cuenta para la nueva temporada. Además, se pudo observar la presencia de algún canterano, como el portero Cristian.

Lo mejor del día, la intensidad de las dos sesiones y la ausencia de jugadores tocados. Hoy, de nuevo doble sesión.