Linares espera seguir pero asumirá la decisión que tome el Salamanca

ANTE LA OFERTA DEL ELCHE. “Es evidente que si viene algo que interesa al club y deciden que hay que mirarlo, se estudiará”, afirma el jugador. EN EL CLUB PIDEN CALMA. Balta quiere evitar “un culebrón”
J. A. S.

Linares es consciente de que su nombre está en la picota para poner rumbo al Elche esta temporada y asume que “me iré del Salamanca si llega la oferta y el club cree que es buena para sus intereses”. La entidad ilicitana ha vuelto a preguntar por el jugador y ahora es el Salamanca el que tiene la pelota en su tejado. O apuesta por el jugador una campaña más, o acepta la jugosa oferta económica, en cuya negociación están implicados los dos clubes y el representante del jugador. “Estamos en pretemporada y no es por hablar o no de novias, creo que hay que seguir trabajando y luego ya se verá”, aseguraba ayer el jugador tras el entrenamiento matinal, al tiempo que reconocía que sí es consciente del gran interés de Pepe Bordalás, técnico del equipo que le pretende.
“Es verdad que al representante le ha llegado el interés, pero eso es todo, lo lleva él y yo estoy al margen del tema”, señalaba el delantero aragonés, que está realizando una gran pretemporada en su segundo año vestido de unionista.
“Me imagino que si alguien me quiere tendrá que pagar, pero ya digo que ahora sólo estoy centrado en lo mío y lo demás ya se verá”, subrayó el punta. “Es evidente que si viene algo que interesa al club y deciden que hay que mirarlo, se estudiará. Creo que arrancaré la temporada aquí, hoy en día es complicado que me marche”, setenciaba Linares cuando se le preguntaba si se veía terminando la temporada en el Salamanca.

El Salamanca, en boca de su director deportivo, no ha querido aclarar en qué punto se encuentra la situación del jugador: “No quiero que sea un culebrón, ya que desestabiliza al equipo”, comentaba Balta. “Es algo que me gustaría que se llevara con discreción, si se hace ya lo comunicaremos, pero no debe ser un culebrón, puesto que lo único que hace es desestabilizar, el jugador está asentado y no hay que desestabilizarlo con lo que se hable de a dónde podría ir o a dónde no”.