Ligeras retenciones en Gran Vía como consecuencia del corte de un carril

Tramo cortado de la calle Gran Vía

Una avería en el suministro del agua obliga a cortar un tramo de la calle Gran Vía donde se puede observar un gran socavón en el que trabajan los operarios de Aqualia. El corte, que se alargará durante cuatro jornadas, ha provocado ligeras retenciones de tráfico.

La sustitución de la tubería, con un diámetro de 200 milímetros que se rompió a principios de esta semana en Gran Vía motiva que desde este lunes, 8 de junio hasta el día 11, esté cortado un carril de la calle salmantina (hacia Dominicos), concretamente entre las calles Correhuela hasta Varillas.

 

Las obras han empezado esta mañana con el citado corte de circulación, que ha obligado a desplazar a varios agentes de la Policía Local y que también ha generado ligeros problemas de circulación ya que hay que girar en la calle Correhuela para evitar la maquinaria y el socavón, que está a la altura de la plaza de San Julián, lo que impide llegar hasta el final de la Gran Vía.

 

Socavón abierto en Gran Vía

 

Esta actuación es necesaria para reparar la avería que se produjo el pasado lunes en la red de agua que discurre por el medio de la calzada  y ofrecer un servicio de calidad a las personas de Salamanca. 

 

La Policía Local desvia a los conductores que circulen sentido Sur de la ciudad por las calles Correhuela, Pozo Amarillo, Plaza del Mercado y San Pablo. Los conductores que quieran cambiar de sentido de circulación podrán hacerlo entrando por Correhuela y saliendo por la Plaza de San Julián hacia Plaza de España.

 

 

Está previsto que este corte de tráfico se prolongue hasta el jueves, 11 de junio, incluido.