Libreros castellanos y leoneses se reúnen en Peñaranda para diseñar una distinción de calidad

Unos cuarenta libreros de Castilla y León se reunieron en esta jornada

Las librerías de Castilla y León lanzarán un sello de referencia en calidad con el que distinguirse, en una experiencia que está reproduciendo también la comunidad de Madrid y que el Ministerio de Cultura está estudiando para extender a nivel nacional

Unos cuarenta libreros de toda Castilla y León se reunieron hoy en Peñaranda para abordar cómo poner en marcha este sello de calidad, algo que se podría producir en los próximos meses, cómo explicó el director adjunto de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Luis González. 

 

La presidenta del Gremio de libreros de Castilla y León, Pilar Pérez Canales, comentó que "este sello diferenciará a las librerías para que no solo sean un sitio donde se vendan libros, sino también un lugar donde pueda haber un encuentro con los clientes, y donde los libreros sean asesores, y se conviertan en un vínculo cultural". 

 

Luis González, comentó que "las librerías están sufriendo una bajada en el consumo, además está cambiando el consumo cultural de la sociedad, a lo que se suma la llegada de otros canales como el digital". "En este contexto la librería debe reafirmarse como algo interesante. Es muy importante para una población, un barrio y una ciudad que haya una librería, porque genera algo de valor para la ciudadano", añadió el director adjunto de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

 

En la jornada que tuvo lugar hoy en Peñaranda, Grazia Gotti, la fundadora de la famosa librería Giannino Stoppani en Bolonía (Italia), contó la experiencia de una librera independiente en Italia. Además, el consultor cultural, Txetxu Barandiarán, abordó el tránsito en el soporte a la experiencia o de los libros a los clientes. 

 

Esta jornada con el gremio de libreros sirvió de prólogo al encuentro que mañana, miércoles, acogerá de nuevo Peñaranda con editores de Castilla y León, en una actividad organizada por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez con el patrocinio de la Dirección General de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León.