Libertad bajo fianza para el arrestado por el atraco en Villoria

Juzgados de Peñaranda. El detenido, de 23 años de edad, debe abonar la cuantía de 3.000 euros para evitar su ingreso en prisión.
E. G.

El joven de 23 años y de iniciales J. S. V., que el pasado lunes fue detenido en el polígono de los Villares de la Reina acusado de ser uno de los presuntos autores del atraco a una vivienda en el municipio de Villoria, el 8 de marzo de este año, quedó en libertad hasta la celebración del juicio, bajo el pago de una fianza de 3.000 euros, que está previsto que los deposite esta mañana, según informaron fuentes cercanas al caso.

Tras permanecer una noche en la Comandancia de la Guardia Civil, el sospechoso acudió al mediodía de ayer a los Juzgados de Peñaranda para declarar. Posteriormente, el juez decretó su puesta en libertad.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 8 de marzo, a las 04.00 horas, momento que un matrimonio –compuesto por L. C. M., de 58 años y su mujer M. J. R. G., de 57– se encontraba durmiendo en una de las habitaciones de la vivienda de planta baja, ubicada en la calle Los Jilgueros, de Villoria. Los encapuchados, que según las víctimas eran entre tres y cuatro, subieron una de las persianas del inmueble y forzaron una ventana corredera para acceder al interior. Una vez dentro se dirigieron al dormitorio de las víctimas. Los asaltantes, que actuaron encapuchados, amordazaron y maniataron a las víctimas en la cama y además los amenazaron con un hacha y una pistola. Mientras que la mujer quedó maniatada en la habitación, el marido se dirigió a donde guardaba el dinero y les entregó 30.000 euros. Los asaltantes huyeron del lugar dejando maniatado al matrimonio.

A finales del mes de junio J. S. V. también fue arrestado y posteriormente puesto en libertad por otro hecho similar. En esa ocasión, actuó presuntamente con otras dos personas más –que ya se encuentran también en libertad tras pasar unos meses en prisión preventiva– en el secuestro de un hombre en Aldearrodrigo. En esta ocasión, asaltaron a la víctima cuando iba a entrar en su domicilio. “Después de encerrar el coche en el garaje, me asaltaron tres individuos de complexión fuerte con los que tuve un forcejeo hasta que me amordazaron. Me quitaron las llaves y entraron en mi casa pero no consiguieron nada y después entraron en la nave donde tengo el coche y la furgoneta”, afirmó la víctima en el momento de los hechos.

Posteriormente, lo maniataron, lo metieron en su turismo y lo dejaron en un camino agrícola. Incluso, la víctima escuchó cómo tuvieron intención de prender fuego al turismo con él dentro del maletero.