Levántate y anda

IGUAL QUE EN LAS ÚLTIMAS SEMANAS. La UDS necesita ganar de una vez para frenar una caída libre ya con tintes peligrosos. NOVEDADES. Dos obligadas y otras, posibles, dependiendo de cómo esté el campo
T. S. H.

El duelo frente al Real Murcia es, por así llamarla, una de las primeras finales que afronta el equipo blanquinegro esta temporada. Se quiera o no, la escuadra salmantina ya está inmersa en la lucha por evitar caer en el pozo y si algo bueno tiene esa situación es que ya tiene un objetivo claro y unos enemigos claros a los que batir, y uno de ellos es el equipo pimentonero. Seguramente nadie pensaría cuando comenzó el campeonato que murcianos y salmantinos estarían metidos en complicaciones a estas alturas pero esta Segunda está abierta a todo tipo de sorpresas y mientras los de González pugnan por salir de un pozo donde se metieron pronto, los de Sito quieren frenar su caída.

Los dos tienen la obligación de ganar aunque habrá que ver cómo responden a las circunstancias que plantea el duelo de hoy. A la guerra táctica entre ambos contendientes se le suma un tercer elemento: el meteorológico. La cantidad de agua caída durante la semana, y que previsiblemente también hoy hará su aparición, provocará que el césped esté más pesado y blando de lo habitual. Eso no favorece a la UDS y de hecho su entrenador reconoció que dependiendo de cómo se encuentre el terreno puede optar por poner de inicio a un tipo de jugadores o a otro.

Como quiera que pistas no ha dado, lo único que está claro es que en la defensa habrá dos novedades por las bajas obligadas de Sito Castro y Murillo. Para entrar por el gallego la primera opción es Rossato mientras que por el puesto de central pugnan Zamora y Lombán. A partir de ahí habrá que ver si se impone la maña o la fuerza en cuyo caso Álvaro Jurado o Despotovic podrían tener un hueco en un once que, lo forme quien lo forme, está obligado a levantarse y andar.