Lequio reaparece en televisión para defenderse: "Son las ladillas de este mundo"

María Palacios y Alessandro Lequio

Alessandro Lequio ha vuelto a la televisión, al programa del que es colaborador, y ha hablado sobre Olvido Hormigos negando cualquier relación. Eso sí se ha reconocido como exputero, presumiendo de que a veces no tenía ni que pagar. 

Alessandro Lequio, “el hombre más buscado” como le presentaban en ‘El programa del verano’ reaparecía en Telecinco tras la polémica con Olvido Hormigos. La ex concejala había asegurado que hace unos años mantuvo relaciones con un colaborador “muy conocido” cuyo nombre se le escapó a María Patiño. 

 

“Necesitaban una excusa para hacer un plató y han elegido mi nombre”, así ha resumido todo lo que ha pasado. 

 

El colaborador llegaba al programa y se sentaba en el sofá asegurando que estaba tranquilo porque todo lo que se había dicho era “falso”. “No tengo que demostrar nada porque no ha pasado nada”, repitió en varias ocasiones.

 

“Los detalles que ha dado Olvido son falsos como todas las historias que se están contando”, decía Lecquio preguntado por las palabras de la ex concejala y otras mujeres que han asegurado que también han estado con él mientras estaba casado, como Natacha de ‘GH’. “Esto parece el camarote sexual de los hermanos Marx”, bromeaba asegurando que todo eran invenciones.

 

"SOY EXPUTERO Y A VECES NO TENÍA NI QUE PAGAR"

 

Sobre la concursante de ‘GH’ que decía que se había encontrado con él en un hotel y le había pagado 6.000 euros por pasar una noche con ella, él admitía que “soy un exputero pero no me gastaba tanto dinero, de hecho a veces ni tenía que pagar”.

 

Pero una de sus compañeras no se creía a Lequio y le decía que era víctima del mito de Ava Gardner – ir contando por ahí sus conquistas- mientras él respondía que quizá “tengo una estética, alimentada por mí, que no juega a mi favor”.

 

Y aseguraba que si Olvido hubiera estado “conmigo tres meses habría alguna foto” o recordaría piezas de su casa que no son facilmente olvidables. Repitió que su mujer y él están tranquilos y que para él estás son “las ladillas del mundo en el que vivo”.