Le'Coe: "No tenía presión. Sabía que íbamos a ser campeonas"

Difícil expresar con palabras lo que expresaban rostros como los de Víctor Lapeña, que no pudo evitar las lágrimas, y Le'Coe Willingham que le dio con sus lanzamientos libres el título al equipo campeón. 

"Esto es lo que hace al baloncesto grande", con una sonrisa en la cara y su hija en los brazos, Víctor Lapeña miraba incrédulo hacia las gradas de Würzburg, seguramente incrédulo por lo que acababa de vivir. Un partido increíble y un final no apto para cardíacos. "Estaba concentrado en mandarle todas mis energías a Le'Coe".

 

El entrenador de Perfumerías Avenida cree que la americana se tuvo que sentir "como una diosa". 

 

En el descanso su mensaje no fue de bronca sino de recordar para qué estaban en la pista. "Les he dicho que tenían que disfrutar del partido, que no lo estaban haciendo y después que estaban haciendo algo parecido a lo de la Copa y les he pedido que no cayeran en la misma trampa y que lo intentaran con fe. Hay que disfrutar lo que estamos viviendo", señaló el técnico.

 

LA DIOSA LE'COE WiLLINGHAM

 

La gran protagonista sin duda, la americana Le'Coe Willingham, se mostraba exultante. "Estoy feliz y muy orgullosa del equipo, de las chicas. Nunca nos rendimos y estos fans, lo teníamos que hacer". 

 

Y así afrontó el tiro libre: "No tenía ninguna presión. Sabía que estábamos en este partido para ser campeonas". 

Noticias relacionadas