Le’coe decide la ruleta rusa y corona a un Avenida épico

Avenida 'tira' el partido en la primera parte (24-38) y después apela a la épica para conseguir una victoria agónica y su tercera liga.

Agonía, sufrimiento… y estallido de felicidad. Como en una película de suspense, Avenida ganó su tercera liga con dos tiros libres anotados por Le’coe, tras una falta discutida por Rivas. Pero a la americana no le tembló la mano para dar a Avenida un triunfo heroico que había 'tirado' en la primera parte. Las charras pasaron del 24-38 del decanso a 67-66 final apelando a una afición entregada desde el principio y que nunca decayó.

 

De este modo, Avenida ya tiene su triplete en una temporada muy complicada que ha terminado con el mejor sabor de boca posible en una victoria con el sabor azul de un equipo que ha creído siempre en sí mismo. Pero no fue fácil, ni mucho menos…

 

Con un gran ambiente, sin duda, es más fácil jugar al baloncesto y Avenida salió concienciada de esta situación en un partido que le podía proclamar campeón de Liga por tercera vez en su historia. Quizá esta situación, los nervios y la ansiedad atenazaron a las de Lapeña desde el principio al encajar un parcial de 0-8 en los primeros tres minutos de juego que obligó al entrenador del equipo salmantino a parar el partido y pedir calma a sus jugadores. ¿El objetivo? Recuperar la tranquilidad y el baloncesto que ha llevado a las charras a conseguir éxitos.

 

Entonces, Lapeña dio entrada a Sulciute por Pascua y a una tocada Xargay por Antoja cuando el marcador reflejaba 02-11 (min. 5), con demasiada precipitación en los ataque de las salmantinas con tres errores desde la línea de tres, que rompió Sulciute con cinco puntos seguidos para levantar a la grada. El partido entró entonces en un remolino de fallos por parte de ambos equipos que cerró Ferrari con un triple mientras Lapeña se metía en la pista para dar órdenes a sus jugadoras (10-15, min. 8).

 

Pero el mayor acierto del equipo madrileño dejó el marcador 10-19 en unos primeros diez minutos pobres en anotación por parte de un Avenida al que los nervios le jugaron una mala pasada.

 

El segundo cuarto comenzó de forma muy similar con Rivas haciendo mucho daño en la canasta rival, con respuestas de Xargay y Le’coe pero jugando a chispazos y sin continuidad en el juego. Ambos equipos sabían todo lo que se jugaban y eso se notaba en la pista.

 

Avenida permitía demasiadas opciones atrás con poco control en el rebote defensivo y poca intensidad, situación que provocó que Rivas se disparase en el marcador (15-30, minuto 15) aún con mucho por jugar. Lapeña entró en una dinámica de cambio de cromos constante que tampoco benefició a un Avenida que estaba completamente perdido y maniatado en su cancha, en un Würzburg a reventar, emulando a Rivas en el primer partido.

 

De hecho, a falta de tres minutos para el descanso, Rivas doblaba en el marcador a Avenida (17-34) y como quedaba la heroica, cinco puntos seguidos de Ferrari (triple imposible incluido), despertaron al equipo salmantino en un espejismo, ya que se fue al vestuario 24-38 y con el susto de Anna Cruz que cayó lesionada en la pista tras golpearse en la pierna derecha.

 

ACCIÓN REACCIÓN… Y DELIRIO

 

En el tercer cuarto, Avenida no mejoró sus prestaciones en ataque y anotó su primera canasta en el minuto tres de la mano de Xargay que hizo la tercera falta muy pronto, pero Rivas tampoco se mostraba eficiente en la canasta contraria. Y entonces apareció un triple de Xargay y una pérdida de Rivas para dejar al equipo salmantino a solo seis puntos con tres más de Currie, para levantar a Würzburg endosando a las madrileñas un parcial de 8-0 en solo cuatro minutos.

 

Y es que en la vida, como en el baloncesto, toda acción conlleva una reacción y así lo hizo Avenida que tuvo que reaccionar tras el paso por el vestuario, quién sabe si por las palabras de Lapeña. Kurasova y Honti rompieron el parcial para Rivas en un ataque de golpes que llevó el partido a una locura de la que salió favorecido Avenida que llegó a colocarse a cinco (38-43).

 

Pero nuevos ataques fallidos, consecuencia de la precipitación y la intensidad defensiva de Rivas no permitieron a Avenida recortar más la diferencia dejando un marcador muy bajo al finalizar el tercer cuarto con 40-50 y todo por decidirse en los últimos diez minutos.

 

Pero Avenida no entraba en el partido ni dio la sensación de poder hacerlo porque sus errores eran demasiado graves como para acercarse en el marcador. Xargay hizo la cuarta y eso se notó en la dirección de juego de Avenida que lo intentó con más corazón que cabeza pero creyendo siempre en sus posibilidades, que fue lo que le hizo creer en la victoria hasta el final.

 

Un 2+1 de Le’coe recortó a siete la diferencia (47-54, minuto 33) pero Avenida se cargó de faltas en sus jugadores importantes (4 también para Le’coe) con mucho por jugarse. Las salmantinas querían pelarlo hasta el final y un triple de Marta Fernández y dos puntos más de Sulciute dejaron el marcador a cinco (51-56).

 

Würzburg era una olla a presión y el partido entró en el momento clave con dos abajo (54-56, min. 36) y mucha tela que cortar. Las prisas jugaron una mala pasada a Avenida, también a Rivas que entraron en bucle de aciertos y fallos. Un triple de Xargay a falta de un minuto puso a uno a Avenida por primera vez en el partido pero fallos en el rebote y Kurasova ponían las cosas difíciles. Tocaba disfrutar y luchar porque Sulciute contestó con tres más en un duelo de ‘muñecas’.

 

Avenida tuvo la última bola para ganar en tres ocasiones en una misma jugada pero Marta Fernández, Sulciute y Le’coe no pudieron anotar y solo una falta discutida por Rivas daba a Avenida la opción de conseguir su tercera liga y ponerse por delante por primera vez en el partido sin tiempo para más. El partido estaba en manos de Le’coe que decidió la ruleta rusa en la que se habían metido los dos equipos con una serenidad increíble anotando los dos tiros libres para coronar a Avenida como campeona de Liga, y poder presumir así de su triplete. ¡Qué bien sabe así!

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA: Xargay (12), Fernández (10), Currie (11), Le’coe (12) y Pascua (0) -cinco inicial- Antoja (0), Ferrari (8), Rezan (2), Sulciute (12), Montañana (-) y Pina (-).

 

RIVAS ECÓPOLIS: Honti (8), Casas (4), Cruz (11), Vadja (12) y Henry (6) -cinco inicial- Bermejo (2), Kurasova (17), Morrison (4), Togores (-), Lizarazu (-), Nicholls (2).

 

ÁRBITRO: Morales Ruiz y García León. Eliminado Laura Nicholls con cinco faltas por parte de Rivas.

 

EN DETALLE: Segundo partido de la Final de Liga femenina que ha enfrentado a Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis en el pabellón de Würzburg lleno hasta la bandera.

Avenida festejó un título que vio perdido y que ahora sabe mejor (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Noticias relacionadas