Lechazo y tostón siempre empiezan mal el año

Ambos productos disminuyen su precio cada inicio de año después de las fechas de más bonanza económica para los ganaderos.

La famosa ‘cuesta de enero’ no lo es solo para los consumidores, para el ciudadano que comete un exceso en las fiestas navideñas. También lo es para dos productos cuyo valor en origen se desploma con el inicio de un nuevo año: se trata del lechazo y del tostón.

 

Así lo refleja  los datos de la Lonja Provincial de Salamanca, que destacan que el descenso en el valor de los lechazos hasta 11 kilogramos, por ejemplo, ha sufrido bajadas de precio de entre 0,60 y 1,3 euros por kilogramo en la primera cotización del periodo 2007-2013, coincidiendo con el fin de las Navidades.

 

Los descensos más pronunciados en este producto tuvieron lugar en la primera Lonja de los años 2011 y 2012 con una bajada de 1,30 euros de una tacada. En los años 2007 y 2009 se produjo una caía de 0,60 euros, cayendo a niveles muy bajos. Pero se da la curiosidad de que solo en el año 2008 el valor del lechazo repitió el mismo precio en la primera cotización del año pero porque el nivel de precio era ínfimo, con 2,85 euros por kilo, por los 4,3 euros de la actualidad, por ejemplo.

 

Algo parecido ocurre con el tostón. El blanco de 4 a 6 kilos cotiza ahora a 28 euros después del descenso de ocho de la primera Lonja del año, tal y como ha ocurrido otros años después de las fiestas navideñas. El nivel más bajo se encuentra en el ejercicio2008 cuando la bajada fue de nueve euros hasta situarse solo en 13 euros.

 

Para el tostón blanco de 6 a 8 kilos y para el ibérico (5 a 7 kilos), las cifras se mantienen por los mismos derroteros con bajadas del precio muy pronunciadas que hacen que el inicio de cada año se haya convertido en un obstáculo en el camino de los ganaderos de ovino y porcino de la provincia de Salamanca.