Le pillan al volante circulando a 226 km/h

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en uno de los dispositivos de control de velocidad establecido a la altura de Torre Pacheco, ha detectado a un vehículo de gama alta cuando circulaba a casi el doble de la velocidad máxima establecida en esa vía durante la pasada madrugada, por lo que ha detenido a su conductor como presunto autor de delito contra la seguridad vial.

MURCIA, 15 (EUROPA PRESS)



De este modo, los hechos tuvieron lugar en uno de los dispositivos de verificación de control de velocidad mediante cinemómetro móvil (instrumento para medir la velocidad de vehículos en circulación) establecidos coordinadamente con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, cuando guardias civiles del Sector de Tráfico de Murcia detectaron que un vehículo de gama alta circulaba a 226 km/h en la autovía A-30, a la altura del término municipal de Torre Pacheco, en un tramo limitado a 120 km/h.

Tras detener al vehículo, los agentes identificaron a su conductor, un hombre de 39 años, y procedieron a su detención y posterior puesta a disposición judicial como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior a 80 km/h sobre la máxima permitida genéricamente en autovía, según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Este tipo de delito se encuentran recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Y es que, el establecimiento de los controles de velocidad por la Guardia Civil responde a la exigencias de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la DGT para el decenio 2011-2020, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en nuestras carreteras, habida cuenta de que los excesos de velocidad, por un lado, incrementan considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de circulación y, por otro, son factores que inciden directamente en la mortalidad y en la gravedad de la lesiones sufridas.

En este sentido, la Benemérita, sin perjuicio de las campañas específicas de control de velocidad establecidas anualmente por la Dirección General de Tráfico, recuerda que la actividad de control de la velocidad se desarrolla durante las 24 horas del día, en especial en aquellos tramos y puntos de carretera que por su especiales características llevan implícito un riesgo de accidentalidad, apelando a los conductores para que se conciencien de la importancia de respetar las limitaciones de velocidad establecidas, en aras de mejorar su propia seguridad y la de la circulación en general.

Hace algunas semanas, en concreto el día 5 de diciembre de 2013, en pleno desarrollo de la operación especial de la DGT 'Constitución-Inmaculada 2013', la Guardia Civil de Tráfico detuvo y puso a disposición judicial a otro conductor que circulaba también por la autovía A-30, en este caso por la Ronda Oeste de esta Capital, a 205 km/h, cuando existía una limitación específica de 90 km/h. El detenido y las diligencias han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena (Murcia).