Las víctimas mortales en las carreteras de Salamanca disminuyeron un 47% entre los años 2007 y 2011

También se han reducido en el mismo porcentaje los accidentes mortales, pasando de los 26 de 2007 a los 14 del pasado ejercicio

La provincia de Salamanca no consigue erradicar por completo la cifra de muertos en carretera pero va por el buen camino tal y como indican las cifras relativas al periodo 2007-2011, que arrojan un saldo positivo con un descenso del 47%, pasando de las 28 víctimas mortales de 2007 a las 15 del pasado año 2011.

Así lo corroboran los datos de la delegación del Gobierno en Castilla y León que señalan además que la cifra de siniestros mortales en las carreteras de la provincia de Salamanca también se ha reducido en la misma proporción, pasando de los 26 accidentes con muertos de 2007 hasta los 14 del pasado ejercicio.

Por ello, las medidas de precaución puestas en marcha por el Gobierno, la Junta y la Dirección General de Tráfico, a lo que hay que sumar la mayor concienciación de los conductores, hacen que la cifra de siniestralidad mortal se haya reducido a la mitad en la provincia de Salamanca.

Por años, en 2007 se produjeron un total de 26 accidentes mortales que se cobraron la vida de 28 personas; un año más tarde, en 2008, fueron 19 los siniestros mortales con un total de 20 fallecidos. En 2009 las cifras continuaron con una tendencia positiva ya que se ocasionaron 17 accidentes que provocaron 19 muertos.

Por el contrario, el aspecto negativo llegaría en el año 2010, con un aumento considerable de la cifra de muertos en Salamanca, donde tuvieron lugar22 accidentes mortales que se llevaron la vida de 27 personas, ocho más que el año anterior.

Y por último, en el pasado año 2011, la siniestralidad en carretera con víctimas mortales se volvió a reducir en un alto porcentaje, ya que los accidentes disminuyeron hasta los 14, con un total de 15 víctimas mortales.

Por otro lado, en lo que va de año 2012, ya han fallecido en las carreteras de la provincia de Salamanca tres personas, cifras que indican una media similar a la del año pasado; la última de ellas, el 19 de marzo, el alcalde de la localidad salmantina de Tamames.

La Comunidad sigue el mismo guión

Por su parte, Castilla y León también ha visto reducida su siniestralidad en las carreteras, pasando de los 256 accidentes mortales de 2007 a los 141 del pasado año 2011, con una reducción de muertos de un nivel muy elevado, ya que en 2007 fueron 304 los fallecidos en las carreteras de la Comunidad y en 2011, esta cifra disminuyó hasta los 157.