Las ventas del comercio minorista cayeron un 7,0 por ciento en julio

Se trata del décimo mayor descenso de las ventas del comercio minorista a nivel nacional
Las ventas del comercio al por menor bajaron en julio un 7,0 por ciento en Castilla y León en relación al mismo mes de 2011, ligeramente por encima de la media nacional, donde descendieron un 6,9 por ciento acentuando la caída interanual que habían experimentado en junio (-4,4 por ciento), según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata del décimo mayor descenso de las ventas del comercio minorista a nivel nacional tras Castilla-La Mancha (-8,7 por ciento), Murcia (-8,1), Asturias (-7,9), Andalucía (-7,6), Baleares, Canarias y Cantabria (-7,5), Comunidad Valenciana (-7,4) y Madrid (-7,3).

En lo que va de año, las ventas del comercio al por menor han caído un 5,2 por ciento en Castilla y León, cuatro décimas menos que en España (-5,6 por ciento).

Sin contar las estaciones de servicio, la variación del comercio minorista en Castilla y León ha sido de un -5,9 por ciento (-3,8 por ciento en lo que va de año), por debajo de las medias nacionales (-6,5 y -5,1 por ciento en cada caso).

Por su parte, el empleo del sector del comercio minorista en Castilla y León cayó un 1,2 por ciento en julio, una décima menos que en España (-1,3 por ciento), con una variación mensual positiva del 0,6 por ciento (0,4 por ciento en el resto del país).

Con el descenso de julio en España, el comercio minorista acumula ya 25 meses consecutivos de caída de sus ventas. En los siete primeros meses de 2012, el sector ha reducido un 5,6 por ciento sus ventas en comparación con el mismo periodo de 2011.

Por modos de distribución, todos ellos recortaron sus ventas en julio, especialmente las grandes superficies (-10,4 por ciento), seguidas de las pequeñas cadenas (-8,2 por ciento), las empresas unilocalizadas (-7,5 por ciento) y las grandes cadenas, que recortaron su facturación un 2,5 por ciento.