Las ventas de coches usados caen un 14.6% en Salamanca

(Foto: Chema Díez)

La media en Castilla y León, sin embargo, creció casi un 5% hasta junio.

Las ventas de vehículos de ocasión en Castilla y León subieron un 4,8% en el primer semestre, hasta las 40.829 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). En España, las ventas crecieron un 5% hasta alcanzar las 809.160 unidades; lo que sitúa la relación de ventas VO/VN en valores de 2,1 a 1.

 

En un análisis por provincias, Salamanca fue la única en la que disminuyeron las ventas durante el primer semestre del año, con una caída 14,6%. Por su parte, Soria registró la mayor subida de ventas en la región (+21,3%), seguida de Segovia (+15,5%), Burgos (+12,3%) y Zamora, con un aumento del 12,9% en la compra de vehículos usados.

 

Ventas de VO en Castilla y León hasta junio

Provincias Enero-Junio 2013 Variación Interanual
Ávila 2.812 +1,7%
Burgos 6.028 +12,3%
León 7.867 +6,3%
Palencia 3.100 +6,1%
Salamanca 5.494 -14,6%
Segovia 2.773 +15,5%
Soria 1.456 +21,3%
Valladolid 8.276 +6,5%
Zamora 3.023 +11,9%
Castilla y León 40.829 +4,8%

Fuente: Datos provisionales del IEA para Ganvam

 

El informe de Ganvam, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, destaca que las operaciones con vehículos de ocasión en España cerraron el primer semestre en positivo, en contraste con el mercado de nuevos que cayó un 4,9%, evidenciando cómo la falta de crédito y la pérdida de poder adquisitivo han convertido los coches de segunda mano en una solución anticrisis o, lo que es lo mismo, una solución real movilidad.

 

Además, el informe refleja cómo las ventas de usados de hasta tres años se incrementaron en un 19,6% hasta junio, alzándose como alternativa natural al nuevo, máxime cuando su exclusión del PIVE-2 ha presionado a la baja sus precios para conservar su atractivo frente a los modelos a estrenar. En este contexto, las operaciones con VO de hasta tres años ganaron peso entre los vendedores profesionales, con una subida del 22,1% hasta junio.

 

Esta gran acogida de los vehículos de corta edad evidencia, una vez más, la necesidad de incluirlos en una posible prórroga del PIVE con el objetivo de seguir impulsando su demanda popular y, a su vez, contrarrestar las ventas de coches viejos entre particulares con el impacto negativo que suponen para la seguridad vial y la edad del parque. En la actualidad, la mitad tiene una edad media de 9,5 años.

 

De hecho, las ventas de vehículos de más de diez años entre particulares –más conocidos como mileuristas- crecieron un 15,2% en el primer semestre impulsados por su bajo precio y la facilidad de pago al contado, erigiéndose como la solución forzosa de motorización para quien necesita un coche en tiempos de vacas flacas. En la actualidad, seis de cada diez operaciones de VO se realizan con vehículos de alta edad, alto kilometraje y muy bajo precio.

 

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “si la DGT persigue un parque más joven y seguro con la mirada puesta en 2016, resulta demasiado ambicioso conseguirlo depositando toda la confianza en el vehículo nuevo, a juzgar por las cifras de matriculaciones, cerca de 700.000 este año. Necesitamos impulsar la venta de usados jóvenes, que son los que los conductores pueden permitirse ahora mismo comprar; el VO es el coche del pueblo”.

 

Otra de las fórmulas que la patronal propone para renovar el parque con usados más jóvenes y facilitar su acceso a los particulares, es la posibilidad de que estos se desgraven las cuotas de renting en el IRPF, tal y como sucede ya en Reino Unido y Holanda, lo que favorecería el cambio de coche cada cuatro años, garantizando un parque más joven y mejor mantenido.

 

Sólo La Rioja y Madrid en negativo

 

En una rápida instantánea por comunidades autónomas, todas las regiones registraron crecimientos en sus cifras ventas de usados en el primer semestre excepto Madrid (-4,6%) y La Rioja (-1,9%). Los mayores incrementos vinieron dados por Baleares (+30,3%), Cantabria (+13,9%) y Castilla-La Mancha (+13,2%).

 

Asimismo, son reseñables los crecimientos de las operaciones de ventas de VO protagonizados en este periodo por País Vasco (+10,7%), Aragón (+9,7%) y Comunidad Valenciana (+8,6%). Tras ellas, se situaron Murcia (+7,1%) y la Cataluña (+6,6%).