Las universidades de Salamanca y Hildesheim organizan una exposición sobre el origen de la interpretación simultánea

Un grupo de investigadores procedentes de la Universidad de Salamanca (USAL) y de la de Hildesheim (Alemania) ha organizado una exposición en la que se visibiliza la labor que llevaron a cabo los intérpretes y traductores en los procesos de Núremberg (1945-1946), por los fueron juzgados los principales criminales de la Segunda Guerra Mundial.

En el Campus Bühler de la Universidad de Hildesheim se puede ver esta muestra, 'Los intérpretes de Núremberg', que aborda, a través de las fotografías de los archivos privados de descendientes de los intérpretes que participaron en los juicios, el origen de la interpretación simultánea, usada por primera vez en estos procesos.

La organización de esta exposición, que se puede ver en Alemania desde el 25 de noviembre, es fruto no solo de la colaboración entre los expertos en Documentación, Traducción e Interpretación de las universidades de Salamanca y Hildesheim, sino que en ella también han participado alumnos de las dos instituciones, así como el Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca y la Fundación Academia Europea Yuste.

Esta exposición es fruto del trabajo de varios años de cooperación entre Conchita Otero Moreno, experta en Traducción e Interpretación de la Universidad de Hildesheim, y el grupo de investigación internacional 'Alfaqueque', en el que se integran los investigadores de la Universidad de Salamanca Jesús Baigorri e Icíar Alonso y que investiga sobre el perfil profesional de los intérpretes.

La muestra se enmarca en esta línea de investigación dentro de los estudios de interpretación, en la que confluyen varias disciplinas. En primer lugar, la historia, centrada en este caso en un colectivo, el de los intérpretes, que fue "imprescindible" para el desarrollo del proceso principal de Núremberg, y la documentación, donde se da prioridad a recursos fotográficos, complementados con fuentes escritas y orales, ha apuntado la USAL.

Las imágenes fijas que se presentan en esta exposición son, salvo excepciones, fotografías públicas, tomadas sobre todo por fotógrafos militares, con el fin de registrar institucionalmente un acontecimiento considerado como histórico.

Con anterioridad, la muestra fue presentada en Salamanca, Zaragoza, La Rioja y Doha (Catar). En 2016, la muestra viajará, entre otros lugares, a París y al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo, ha apuntado la USAL.