Las unidades de diagnóstico rápido atendieron a 793 pacientes con sospecha de patología grave en 2013 en Salamanca

En el ámbito de la región, la cifra se aumentó hasta los 5.030 y el 80 % de los pacientes fueron atendidos antes de las primeras 72 horas de la petición de consulta.

 

 

 

Un total de 5.030 pacientes fueron atendidos en 2013 en las Unidades de Diagnóstico Rápido (UDR) creadas en los 11 hospitales de referencia en Castilla y León durante su primer año de implantación.

 

En el caso de Salamanca, 793 personas fueron atendidas en el Hospital en todo el año 2013 en otras tantas consultas, mientras que en lo que va de 2014 ya han sido 404 los pacientes que han recibido este servicio de las 1.775 consultas recibidas.

 

Se convierten así en nuevas opciones asistenciales alternativas a la hospitalización convencional vinculadas al servicio de Medicina Interna del Hospital, cuyo objetivo esencial es acortar los tiempos de estudio y tratamiento, disminuir el número de ingresos y estancias inapropiadas en los hospitales y mejorar la continuidad entre la Atención Primaria y la Hospitalaria.

 

Los pacientes susceptibles de ser estudiados en estas unidades son aquellos que, tras ser valorados inicialmente en Atención Primaria y en Atención Especializada presentan, a juicio del facultativo, un proceso potencialmente grave no demorable.

 

Se cumple, de esta forma, uno de los principales compromisos de la Consejería de Sanidad para la presente legislatura: la adaptación del Servicio de Salud a los nuevos modelos de atención al paciente, incrementando la resolución y la mejora del rendimiento de los centros hospitalarios.

 

Las UDR desarrollan su actividad durante todos los días laborables del año, cuentan con personal médico y de enfermería y actúan bajo la dirección del médico responsable de la Unidad. Su actividad queda registrada en una base de datos integrada en el Sistema de información del Hospital que permite conocer el funcionamiento de la Unidad y realizar una evaluación cuando se considera oportuno.

 

BALANCE DE ACTIVIDAD DE LAS UDR

 

El 45 % de los pacientes atendidos lo son a iniciativa de los médicos de familia de los centros de salud; el 40 % a solicitud de los servicios de urgencia de los hospitales y el 12,7% derivados por otros servicios del hospital. La vía de contacto más frecuente es la telefónica, en un 69 % de los casos.

 

Los motivos de consulta más frecuentes durante su primer año de implantación fueron la afectación importante del estado general, con un 17 % (853 pacientes); el 13 % (681 pacientes) fueron atendidos por síndrome anémico; y el 11,1% (563) por dolor abdominal.

 

Una vez diagnosticados, un 52 % de los pacientes (23.705) fueron remitidos para su seguimiento a Atención Primaria, el 39 % (2.042) a consultas de Atención Especializada y 337 (el 6 %) precisaron ingreso hospitalario; solo 96 pacientes (2 %) fueron derivados a centros para tratamientos específicos. Por otra parte, hay que destacar que el 80 % de los pacientes fueron atendidos dentro de las 72 primeras horas tras la solicitud de consulta.

 

Hay que destacar además que los 5.030 pacientes atendidos generaron un total de 13.063 consultas en el año 2013, de las cuales 5.030 fueron primeras consultas y 8.033 sucesivas. Para la población de Castilla y León, la frecuentación de estas unidades fue de 2,08 por cada 1.000 habitantes y año en el caso de primeras consultas y 5,40 por cada 1.000 habitantes y año para consultas totales.

 

En cuanto a los diagnósticos más frecuentes en 2014, un 29 % de los atendidos (1.420 pacientes) presentaban patologías del aparato digestivo; un 20 % (972 pacientes) padecían enfermedades neoplásicas, y en 425 casos (9 %) se trataba de procesos infecciosos. La previsión de la consejería es que en 2014 se incrementen los casos atendidos en torno a un 20 % para proceder a una evaluación global del funcionamiento de las UDR y mejorar el funcionamiento de este proyecto.