Las tres rehenes de Cleveland permanecieron atadas con cadenas y cuerdas durante el cautiverio

Reuters

Sólo podían salir de vez en cuando a un patio trasero. La Policía confirma que no han encontrado restos humanos en la casa donde estuvieron secuestradas. 

La Policía de Cleveland ha localizado cuerdas y cadenas en la vivienda donde tres jóvenes mujeres permanecieron retenidas durante una década, lo que ha llevado a las autoridades a confirmar que las rehenes --Amanda Berry, Georgina DeJesus y Michelle Knight-- pasaron al menos parte de su cautiverio "atadas".

 

El jefe de la Policía de Cleveland, Michael McGrath, ha explicado esta hipótesis a la cadena de televisión NBC. "Tenemos confirmación de que estuvieron atadas, había cadenas y cuerdas en la casa", ha indicado, antes de afirmar que las rehenes sólo podían salir "de vez en cuando" al patio trasero de la vivienda.

 

Berry, DeJesus y Knight fueron liberadas el pasado lunes, después de que un vecino escuchase los gritos de la primera de ellas. Junto a estas tres mujeres, también ha sido rescatada una niña de seis años, hija de Berry y nacida presuntamente durante el largo tiempo que vivió retenida.

 

Las autoridades han detenido al propietario de la casa, Ariel Castro, y a dos de sus hermanos, Pedro y Onil. La Policía ha adelantado que está previsto que se presenten los primeros cargos por este secuestro este mismo miércoles, sin aclarar contra quién ni los posibles delitos que serían imputados.

 

El director de Seguridad Pública de Cleveland, Marty Flask, ha informado este miércoles de que no se han encontrado restos humanos en la vivienda de Ariel Castro.

 

REENCUENTROS

 

Las jóvenes, raptadas entre 2002 y 2004, ya han podido reunirse con sus familias tras varias horas bajo supervisión médica. El jefe de la Policía de Cleveland ha dicho que, "dadas las circunstancias", las tres se encuentran "muy bien".

 

La abuela de Berry, Fern Gentry, ha dado "gracias a Dios" por poder reunirse de nuevo con su nieta. En una conversación telefónica grabada por la cadena WJHL, filial de la CNN, Gentry ha dicho que nunca había perdido la esperanza: "Pensé en ti todo el tiempo. Nunca te olvidé".

 

Berry ha explicado a su abuela que se encuentra "bien" y que la niña de seis años es suya, sin dar más detalles.

 

Por su parte, la casa de DeJesus amanecía este miércoles decorada con globos. Su hermana Mayra ha asegurado a la CNN que Gina se encuentra "animada" teniendo en cuenta el calvario vivido desde su desaparición hace nueve años.

 

De quien menos ha trascendido es de Michelle Knight, cuya madre ha reconocido este miércoles que todavía no había podido hablar con su hija, aunque ha sugerido que otros de sus hijos sí se habían puesto en contacto con su hermana. "Probablemente está enfadada con el mundo porque pensaba que no sería hallada nunca", ha añadido.

 

Barbara Knight tiene claro, sin embargo, lo primero que le dirá a su hija: "Te quiero y te echado de menos todo este tiempo".

Noticias relacionadas