Las torres de La Clerecía abrirán sus puertas al público turístico en las “próximas semanas”

La Sociedad Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca desarrollará las actuaciones necesarias para la puesta en marcha de la apertura al público del nuevo espacio
Las torres de La Clerecía de Salamanca abrirán sus puertas al turismo, después de varios meses de retraso, en las próximas semanas, una vez que se formalice la contratación del personal que dará servicio en el inmueble y que se ponga fecha a la inauguración oficial.

Así lo han indicado el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, Ángel Galindo García, quienes han firmado este lunes el convenio de colaboración para la gestión de la apertura al público y la visita turística de las Torres de la Clerecía, `Scala Coeli´.

Según el protocolo, la Sociedad Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca desarrollará las actuaciones necesarias para la puesta en marcha de la apertura al público del nuevo espacio.

Entre ellas, el acondicionamiento del zaguán para la venta de entradas, la organización del punto de venta de `merchandising´ y la edición de materiales de promoción y comunicación. Asumirá también los gastos de mantenimiento del espacio, la luz y la limpieza,

El convenio responde a la filosofía iniciada en `Ieronimus´, que apuesta por el entendimiento y la colaboración entre instituciones y busca la sostenibilidad económica, la rentabilidad social y la reinversión.

La apertura del espacio conllevará la contratación de diez personas para desempeñar seis puestos de trabajo, ha explicado el alcalde de Salamanca en la sede central de la Universidad Pontificia, junto a la que se encuentra la iglesia La Clerecía.

El acuerdo establece un modelo de gestión basado en la autofinanciación, que permitirá que los beneficios obtenidos por la gestión de estas visitas sean reinvertidos en la dinamización y mejora de la exposición, así como en el mantenimiento, conservación y mejora del edificio que alberga a la Universidad Pontificia de Salamanca. Estas inversiones tendrán como prioridad la recuperación y conservación del Patrimonio Histórico Artístico del recorrido de la visita.

El Ayuntamiento de Salamanca ha destinado más de 650.000 euros a la rehabilitación de las torres de la Clerecía y 140.000 más a su musealización, ha explicado el primer edil.

COMISIÓN MIXTA

Para llevar a cabo las diferentes actuaciones, la Universidad Pontificia de Salamanca y Turismo de Salamanca se reunirán en una comisión mixta, integrada por seis miembros, tres de ellos representantes de cada una de las instituciones firmantes con derecho a voz y voto. La presidencia corresponderá a cada una de las instituciones de forma rotatoria, por periodos bianuales.

La comisión se reunirá al menos una vez al año. Sus principales objetivos serán la selección del servicio de atención de la exposición, la organización de las visitas y del espacio museístico.

También asumirá las labores de comunicación y promoción de la visita turística, la programación de diversas actividades en beneficio de su mejora y dinamización. Junto a ello, la determinación del calendario de visitas de la exposición y la organización del `merchandising´. La comisión mixta será además la encargada de elaborar el Informe Anual de Cuentas.

RECORRIDO

El recorrido comenzará en el Patio de los Estudios y se subirá por la Escalera de Honor hasta un tránsito superior, desde donde, siempre que el calendario académico lo permita, se podrá ver, a través de las puertas "encasetonadas" con vidrio, la antigua Biblioteca de los Estudios, que cuenta, aunque modificadas, con las estanterías barrocas originales.

Tras recorrer el último tramo de la escalera se accederá al coro y a los matroneos (balcones situados en el interior del edificio), desde donde se podrá disfrutar de unas magníficas vistas del retablo e interior de la iglesia.

El acceso a los niveles superiores de la torre se realizará mediante una escalera original de madera, restaurada, y se tendrá un acceso a una galería que se dispondrá sobre la bóveda, de manera que se pueda contemplar la belleza del espacio interior.

En el nivel de balcones, que estarán abiertos y fijados a la fábrica, se podrá contemplar las vistas y la dimensión del espacio superior de la torre. Mediante una escalera de caracol se llegará a una galería superior en el nivel de las campanas, desde la que se podrá contemplar una privilegiada vista del exterior e interior de la torre.