Las terapias no farmacológicas, aliadas contra el alzheimer

Jornada sobre alzheimer en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Asociaciones de familiares de personas con alzheimer de Castilla y León ponen en común sus avances en terapias no farmacológicas

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer, con sede en Salamanca, sirve de punto de encuentro de las asociaciones de familiares de personas que sufren demencia en Castilla y León, donde muestran sus avances en enfermos gracias a terapias no farmacológicas.

 

Esta  puesta en común de proyectos y de análisis de nuevas vías de actuación se lleva a cabo dentro de las jornadas formativas de terapias de psico-estimulación que ha organizado la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Alzheimer de Castilla y León (Afacayle).

 

El propósito es "hacer énfasis" en terapias no farmacológicas que se llevan realizando en algunas de las 28 asociaciones de Castilla y León desde  hace varias décadas y que ayudan es la estimulación para que los enfermos mantengan un mayor tiempo su calidad de vida.

 

Así lo ha señalado la presidenta de Afacayle, Milagros Carvajal, quien ha destacado la importancia del trabajo  en estas tareas, además del apoyo de fármacos, para que "mejore o se estabilice" la situación de la persona que sufre alzheimer.

 

El programa de actividades ha comenzado con un encuentro con los medios y le han seguido las presentaciones de 'Revisión de los trastornos conductales en las demencias. Abordaje integral' del neurólogo Francisco Javier Gay, 'Guía para  la realización de actividades diarias de memoria en el domicilio: Nemobook' de la asociación de Alzheimer de Valladolid.

 

Ya por la tarde, el programa contempla la puesta en conocimiento de los asistentes de 'Terapia canina: una patita para el Alzheimer' de los integrantes del Bierzo y 'Aplicación de técnicas de pensamiento positivo y autoestima en personas con demencia' de la Escuela Ríe y Danza y de la asociación de Salamanca.

 

Durante las diferentes actividades se tratará una enfermedad que afecta en España a unas 800.000 personas, más el "importante" número  de ciudadanos que la padecen y no se les ha diagnosticado por el momento, según las cifras aportadas por Milagros Carvajal.